Tags: ETF | Inversión EEUU |

Estados Unidos adelanta la subida de tipos: cómo cubrirse con ETF


Los inversores ya llevan meses preparando sus carteras para afrontar una subida de tipos de interés en Estados Unidos. Pero con la última reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) que celebró la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), la primera presidida por Janet Yellen, se ha adelantado la fecha en que se haría efectiva esta subida al tomarse la decisión de desligar los tipos de interés a la creación de empleo (la tasa de desempleo está en el 6,7%, muy próxima al objetivo que se había fijado la Fed del 6,5%) y volver a ligarlos a la inflación, cuyo objetivo se sitúa en el 2%. La otra clave es que Yellen insinuó que pasarían unos seis meses desde el final del QE3 y el comienzo de las subidas de los tipos de interés, que llevan fijados en mínimos históricos de entre el 0% y el 0,25% desde 2008, publica Expansión.

¿Qué significa esta medida en la práctica? Que si previamente el consenso de mercado situaba la primera subida de tipos hacia finales de este año o más bien en la primavera de 2015, ahora se ha adelantado esta fecha orientativa. De hecho, la previsión actual del FOMC es que los tipos se sitúen en el 1% a finales de 2015. Es una estimación mucho más agresiva de lo que se esperaba teniendo en cuenta que Yellen siempre ha sido defensora de una política laxa consagrada a la creación de empleo. 

Los proveedores de ETF han estado durante este tiempo diseñando una serie de instrumentos cada vez más sofisticados para poder cubrirse del riesgo de subida de tipos. César Muro, especialista de producto de gestión pasiva en España y Portugal de Deutsche Asset and Wealth Management (DeAWM), explica que son tres las opciones que están comprando los inversores para bajar su sensibilidad a la subida del precio del dinero: o bien bajar la duración con ETF que dan el comportamiento inverso de los índices de renta fija, bien reducir duración invirtiendo en los plazos cortos (1-3 años) en lugar de medio-largo plazos o, en tercer lugar, invertir en fondos cotizados de renta fija con cobertura a las subidas de tipos de interés

“Ante estas opciones, el interés actual es hacia duraciones cubiertas debido a que en la opción de inversión en plazos cortos, la contribución a la rentabilidad del bono (TIR) por el componente crédito como tipo de interés de la curva hace que baje ostensiblemente la rentabilidad de la cartera y aún así, el inversor tiene cierta sensibilidad a subidas en los tipos de interés”, explica Muro. “Si implementamos una estrategia con ETF de cobertura a los tipos de interés conseguimos mantener la exposición total al riesgo de crédito, mientras que la contribución a la TIR por la curva de tipos de interés se reduce pero aún así, el resultado que podemos obtener en términos de TIR objetivo es mayor que una inversión en plazos cortos (1-3 años). Adicionalmente, la sensibilidad  (duración) a subidas en los tipos de interés es prácticamente reducida a cero”, añade. 

La estrategia que se ha adoptado en DeAWM se realiza por diferentes tramos, utilizando futuros sobre bonos alemanes y con una periodicidad mensual. Recientemente se han registrado en España 4 fondos cotizados con esta estrategia, que responden a estos nombres: el db x-trackers II iBoxx Sovereigns Eurozone Yield Plus UCITS ETF (Interest Rate Hedged), ligado a deuda pública periférica, y el db x-trackers II iBoxx EUR Liquid Corporate UCITS ETF (Interest Rate Hedged), el db x-trackers II iBoxx EUR Liquid Corporate Financials UCITS ETF (Interest Rate Hedged) y el db x-trackers II iBoxx EUR Liquid Corporate Non-Financials UCITS ETF (Interest Rate Hedged). Estos tres últimos están vinculados a la deuda corporativa.  

También Lyxor AM ha registrado recientemente en España nuevas soluciones para el inversor español. En su caso, se trata de fondos cotizados que permiten construir posiciones cortas sobre los principales índices de deuda pública, puesto que replican el comportamiento del bono estadounidense a 10 años (Lyxor UCITS ETF Daily Double Short 10Y US Treasury); el del bono nipón a una década (Lyxor UCITS ETF Daily Double Short 10Y Japan Govt Bonds) y el del gilt o bono británico a diez años (Lyxor UCITS ETF Daily Double Short 10Y UK GILTS). 

Desde la gestora han justificado la idoneidad de esta estrategia con este razonamiento: “Con el fin programado del QE3, las rentabilidades a largo plazo de la deuda estadounidense deberían hacer una transición hacia una tendencia al alza de largo plazo. Se espera que el crecimiento de Estados Unidos se vaya fortaleciendo gradualmente a lo largo de 2014 y la inflación debería recuperarse desde los niveles bajos actuales, proporcionando un entorno hostil para los bonos soberanos estadounidenses”. Teniendo en cuenta la correlación existente entre las políticas monetarias de países desarrollados, la subida de tipos en Estados Unidos (aunque tampoco se debe ignorar esta posibilidad en Reino Unido) también podría afectar a las referencias nipona y británica, por lo que las posiciones cortas sobre estas referencias estarían expresando una visión bajista sobre la deuda en los próximos tiempos. 

Finalmente, las propuestas que aportan desde iShares pivotan sobre dos estrategias distintas. Por un lado, un ETF con cobertura de tipos de interés, el iShares Euro Corporate Bond Interest Rate Hedged UCITS ETF (IRCP). Por otro lado, un ETF que invierte en bonos ligados a la inflación, el iShares Euro Inflation Linked Government Bond UCITS ETF (IBCI)

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído