Estabilización de la renta variable


A nivel global, en renta variable, prácticamente todos los fondos sectoriales han terminado el mes en números verdes, liderando los rebotes los fondos del sector financiero y siendo los de utilities prácticamente los únicos que han cerrado el mes en números rojos.

Por estilos, los fondos de valor se han comportado mejor que los de crecimiento en todas las regiones exceptuando EEUU, como consecuencia de la recuperación del sector financiero. Por tamaño, en EEUU, los fondos de grandes compañías batieron a los de valores de baja capitalización, mientras que en Europa y Japón ha ocurrido lo contrario. Este mejor rendimiento en el mercado japonés de las compañías de baja capitalización se debe principalmente a la menor dependencia que tienen de las exportaciones. El mercado de crédito, que comenzó el mes con muchísima volatilidad, ha terminado marzo con un gran repunte en los precios. Parte de esto es debido a que los instrumentos del mercado monetario de crédito investment grade no financiero han liderado la recuperación. Los índices sintéticos están siendo muy volátiles y el high yield ha marcado una nueva subida, aún moderada, en términos de precio.

Respecto a la deuda gubernamental, la Fed se ha comprometido a mantener los tipos de interés bajos durante un periodo prolongado y a utilizar su cuenta de balance para favorecer las condiciones de los mercados financieros. Como consecuencia, se espera que las rentabilidades de las letras del tesoro a corto plazo se mantengan bajas y que las emisiones a más largo plazo sufran cierta presión debido al incremento de las emisiones de gobierno.

Los datos económicos recientes, en particular los datos de exportación, la evolución en los precios de las materias primas, el incremento de los problemas políticos en algunos países y la aversión al riesgo a nivel global continúan afectando a los fondos de deuda emergente.

A pesar del mal comportamiento de los fondos de bonos ligados a la inflación en 2008 y los bajos niveles de breakeven (expectativas de inflación del mercado), el riesgo de deflación continua existiendo y esto es lo que los mercados están descontando. Ya que gran parte de las malas noticias están ya representadas en los precios, los bonos ligados a la inflación batieron a los bonos nominales durante el mes en respuesta a la decisión de la Fed ofrecer condiciones financieras más laxas.

Durante marzo los índices de materias primas han tenido un comportamiento positivo. Los fondos de energía tuvieron una buena evolución exceptuando aquellos que estaban invertidos en gas natural. Por el contrario, los fondos de metales tuvieron un comportamiento mixto. Este mes también ha sido dispar para el dólar, ya que se ha devaluado frente al euro pero se ha apreciado frente al yen.

Empresas

Lo más leído