¿Está el consenso excesivamente optimista con la renta variable brasileña?


La bolsa brasileña figura entre los parqués más rentables de lo que va de este complicado 2016. Si bien este año los inversores han puesto en precio el cambio político en el país, ahora que el proceso de destitución de Dilma Rousseff y la puesta en marcha del nuevo gobierno interino plantea nuevas preguntas sobre lo que esperar en 2017. Los analistas de Credit Suisse se centran en las perspectivas de beneficio por acción (BPA) calculadas por la media del consenso. Actualmente, se espera un fuerte crecimiento del BPA de las empresas brasileñas, del 22% para 2017 (en moneda local).

Para refutar o rebatir esta previsión, los analistas de la firma han elaborado un modelo de previsiones de beneficios elaborado, que incluye como principales variables las previsiones sobre crecimiento del PIB real y los tipos de interés, junto con otros pronósticos, como el tipo de cambio. A partir de dicho modelo, los expertos de Credit Suisse concluyen que “es probable que las estimaciones del consenso sean demasiado optimistas, en el caso de que el escenario macro central de Credit Suisse (0,8% de PIB y tipos en el 12,25%) sea correcto”.

Sin embargo, los analistas puntualizan que “encontramos que las previsiones sobre beneficios corporativos del consenso son coherentes y conseguibles según los escenarios macro que maneja el propio consenso, que son más optimistas sobre el crecimiento del PIB (1,3%) y los tipos de interés (11%)”. Los expertos matizan sobre estas diferencias que “debido al alto apalancamiento financiero, las mejorías relativamente pequeñas del crecimiento real de los ingresos y los costes de financiación tienen un efecto amplificado sobre el crecimiento”.

Para los inversores que busquen exposición a Brasil, desde la firma recomiendan tres aproximaciones: buscar acciones expuestas al crecimiento interno, a la apreciación del real y/o que sean sensibles a unos tipos de interés más bajos.

Noticias relacionadas

Lo más leído