Tags: Alternativos |

¿Está caro el oro?


El precio del oro ha estado subiendo constantemente y el pasado lunes alcanzó un máximo histórico de 1.944 dólares la onza, superando su anterior récord de 1.922 dólares del 2011. Estos niveles han llevado a algunos inversores a lamentar no haberse dado cuenta de los recientes movimientos del oro. De hecho, algunos creen que está demasiado caro o incluso que se está formando una burbuja. Después de una subida de más del 20% en lo que va de año, tras un incremento similar en 2019, esta es una reacción comprensible. ¿Cotiza caro el metal amarillo?

Mirando la historia, vale la pena señalar que los mercados alcistas de oro tienden a terminar en movimientos bruscos hacia arriba, virtualmente en línea recta.

Tal y como recuerdan James Luke, cogestor del Schroder ISF Global Gold y Mark Lacey, responsable de materias primas en Schroders y gestor de Schroder ISF Global Energy Transition, en 2011, por ejemplo, el oro subió alrededor de un 15% en el mes anterior al pico y solo se negoció por encima de los 1.800 dólares durante 19 días. El precio medio anual máximo fue, en realidad, de 1.669 dólares en 2012, muy por debajo de los niveles actuales. Y, entre diciembre de 1979 y enero de 1980, los precios del oro se movieron un 80%, en un movimiento parabólico aún más agresivo.         

En el equipo han hecho una lista de señales de advertencia para ayudar a los inversores a evaluar si el oro se encuentra en algún tipo de fase de burbuja. La conclusión a la que llegan es que existen diferencias muy obvias entre ahora y 2011 (ver gráfico).

Captura_de_pantalla_2020-07-29_a_las_16

Pero, con una onza que roza ya los 2.000 dólares… ¿hay algún signo para pensar que nos encontramos ante una burbuja en el oro?

“Un área donde el impulso ha sido claramente agresivo es en la compra de oro físico por parte de los ETP. Ha sido el área más destacada (de hecho, la única) donde ha crecido la demanda en el mercado de oro en 2020. Las cifras en sí son muy sorprendentes", indican. De acuerdo con los datos publicados por el Consejo Mundial del Oro, 643 toneladas han sido añadidas a los ETP de oro físico en lo que va de año, en comparación con las 372 toneladas añadidas en todo el 2019. En 2009 vimos un aumento anual récord de 665 toneladas.

Cabe señalar que 656 toneladas equivalen a casi el 40% de la producción mundial de oro. Desde que la Reserva Federal declaró en abril que haría lo que fuera necesario para evitar el colapso de la economía, las tenencias de oro en ETP han aumentado 72 de 79 días. La cuestión es… ¿es probable que la escala de las tenencias totales de oro por parte de ETP (3.200 toneladas métricas en total o 104 millones de onzas) represente una burbuja insostenible?

Ambos expertos no lo creen. “En una era de creación de liquidez global verdaderamente gigantesca y de valoraciones de activos financieros muy elevadas, lo que realmente importa es cuán grandes son estas tenencias en términos relativos”.

Visto de esta manera, las tenencias de oro no son particularmente altas. En 2011, las tenencias de ETP de oro representaron un 10% de todas las tenencias de ETF a nivel mundial. Hoy en día ese número está más cerca del 2,5%. En una medida más agregada, estiman que las acciones de oro físico representan un poco más del 2,7% del total de los activos financieros mundiales, un número mucho menor que en 2011, 1980 o 1974.

Según Bert Flossbach, cofundador de Flossbach von Storch, cada vez más inversores consideran que los tipos de interés cero serán permanentes y están barajando posibles alternativas de inversión. “La política monetaria expansiva y el aumento del gasto público deberían traer consigo un regreso de la inflación a medio plazo. Es probable que los inversores tengan una mayor necesidad de proteger los activos contra este peligro, que no se da desde hace mucho tiempo”, afirma.

En su opinión, la extendida creencia de que el oro es el ganador de la crisis no es la interpretación más acertada. “Más bien, es una de las consecuencias de la crisis, en concreto, los tipos de interés permanentemente bajos y la inundación de liquidez de los bancos centrales, ha traído de vuelta el tema de la inflación. Como activo líquido, el oro es una buena protección contra la inflación”, subraya. A su juicio, la fuerte demanda de ETP de oro refleja una creciente demanda de los inversores, que probablemente tenga menos que ver con la crisis del coronavirus en sí que con sus consecuencias.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído