“Esperamos que el BCE recorte los tipos y que los bancos sigan devolviendo las ayudas”


La liquidez continúa proporcionando señales positivas. El primer ministro japonés, Shinzo Abe, tiene intención de impulsar medidas más audaces para salir de la espiral deflacionaria que dura ya 15 años, existiendo la probabilidad de que el banco central de Japón ejecute más estímulos. Mientras tanto, Bernanke ha reafirmado su compromiso con el programa de compra de bonos y apaciguado los temores sobre una salida temprana. “Las condiciones de liquidez tienen menos apoyo en Europa, pero esperamos que el BCE recorte los tipos de interés en los próximos meses y que los bancos sigan devolviendo los préstamos de emergencia”.

El apoyo fiscal y monetario en Japón se traduce en una clara apuesta de Olivier Ginguené, estratega jefe de Pictet Asset Management y Luca Paolini, director de estrategia de la gestora helvética por la renta variable nipona, al entender que las valoraciones siguen atractivas a 1,1 veces el valor contable frente a las 1,8 veces de las acciones globales. “Sin embargo, el reciente repunte del mercado japonés –hasta el 36% desde noviembre- ofrece la oportunidad de tomar algunos beneficios, particularmente desde que las revisiones de beneficios empresariales parecen haber tocado techo y que el yen ya ha corregido mucho”, afirman en su último barómetro mensual.

Asimismo, en la firma reconocen haber reducido la infraponderación a las acciones europeas, después de que hayan experimentado corrección y ante el posible recorte de tipos de interés por parte de la autoridad monetaria en los próximos dos meses, lo cual apoyaría el crecimiento. “Además, las expectativas de crecimiento de los beneficios empresariales en Europa han sido degradadas significativamente en los últimos meses, acercándose a niveles razonables. Pero seguimos cautelosos en Bolsa europea. Las perspectivas económicas son mixtas y la inestabilidad italiana puede atar las manos del BCE, haciendo menos probable su intervención a través del programa de transacciones monetarias directas (OMT)”.

A nivel sectorial, en la gestora mantienen su preferencia por sectores defensivos, con buenas perspectivas de crecimiento, como consumo básico y productos farmacéuticos, que se han comportado mejor, incluso en mercados en subida. “Nuestra posición en servicios públicos es contraria y al alza, por valoración. Además, tenemos una visión positiva respecto al petróleo, con valoraciones atractivas y sobreponderamos el sector de energía. Por el contrario, seguimos infraponderando el sector financiero, que consideramos sobrecomprado, y las operadoras de telecomunicaciones, que siguen sufriendo revisiones a la baja de beneficios y turbulencias económicas y regulatorias”.

Preferencia por deuda de alta rentabilidad y emergente en moneda local

En este entorno de baja volatilidad con desapalancamiento agresivo, la firma sigue favoreciendo exposición a variaciones de tipos de interés frente a deuda soberana. “En cualquier caso, favorecemos deuda soberna a 30 años de Estados Unidos e infraponderamos bonos del Estado francés. Asimismo, hemos aprovechado la liquidación de bonos italianos, tras sus elecciones, para tomar beneficios en nuestra posición a la baja. Preferimos deuda de alta rentabilidad -a pesar del aumento de los precios desde enero- y deuda emergente en moneda local”.

A ello se añade el hecho de que Pictet AM ha aumentado, de manera táctica, el peso de deuda empresarial con grado de inversión europea. “No obstante, la deuda soberana en moneda local de países emergentes se ha desacoplado del comportamiento de las acciones emergentes y ofrece una atractiva rentabilidad del 5,5%. Además las monedas emergentes, todavía relativamente atractivas, dadas la política monetaria ultra-flexible del mundo desarrollado, pueden ser una fuente significativa de rentabilidad adicional”, aseguran desde la entidad.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído