“España es uno de los mercados de small caps más atractivos de Europa”


El regreso de la confianza a los mercados europeos (y con él, el apetito por el riesgo) gracias a los primeros signos de recuperación económica está permitiendo que vuelvan a ganar popularidad segmentos del mercado que habían sido arrinconados durante la crisis. Tal es el caso de las small caps, vistas por muchos con recelo por su menor liquidez y mayor volatilidad. Pero los retornos han sido muy generosos: "En los últimos años, las small caps han sido un gran activo en el que invertir. Han presentado mejor comportamiento que las grandes capitalizadas y con mejor rentabilidad ajustada al riesgo", afirma Hywell Franklin.

Franklin es gestor del fondo Pan European Small and Mid Caps Equity de UBS Global AM, y ha estado de visita en España para dar su visión sobre el mercado y el producto. De hecho, muestra un gran interés por el mercado español: "España es uno de los mercados más atractivos de Europa; su mercado de small caps subió mas de un 46% el año pasado". Dos de los valores nacionales que más le gustan son Jazztel y Bankinter

De la compañía de telecomunicaciones destaca que está inmersa en un proceso de expansión gracias a la implantación de la fibra óptica. Además de creer que ganará tamaño en los próximos años, el pronóstico de Franklin es que "no habrá tantos jugadores con capacidad para ofrecer tantos servicios y a la misma velocidad". También alaba de Jazztel que sus beneficios hayan crecido a doble dígito el último lustro, así como la visibilidad de sus resultados. El gestor insinúa que las compañías con tan buenos resultados, visibilidad y crecimiento como Jazztel deberían experimentar una mejora de su perfil crediticio en el futuro. De Bankinter, en cambio, señala que es un banco "extremadamente bien gestionado, con mucha inversión en tecnología para interactuar con sus clientes". "Históricamente, la calidad de sus activos ha sido mejor y también está creciendo su negocio de seguros", añade. 

Franklin observa que todavía hay potencial alcista tanto en España como en el resto de Europa (incluyendo Reino Unido y países nórdicos). "Si se observa la media histórica de valoración, todavía queda mucho potencial, ya que están por detrás del comportamiento del índice estadounidense. A medida que la economía mejore, se verá como se reducen las distancias con Estados Unidos", señala. El gestor redondea su argumento con esta afirmación: "Europa ha sido la región con mayor inflexión en el crecimiento del PIB; 2014 debería ser el año de expansión".

A diferencia de las grandes compañías europeas, sobre las que muchas voces del mercado consideran que la recuperación ya está en precio y que deberían sorprender positivamente con sus beneficios como condición para seguir subiendo, Franklin cree que esto no sucede con los ‘chicharros’: “En los últimos años hemos visto previsiones que las rebajas de beneficios encadenaban 11 trimestres seguidos. Sin embargo, entre las small caps hay un gran historial de compañías capaces de incrementar beneficios: el desafío es buscarlas”. 

El experto señala que este tipo de empresas se pueden beneficiar del entorno de recuperación, en primer lugar, por tener una orientación más doméstica y, en segundo lugar, por pertenecer a sectores mayoritariamente cíclicos, por lo que “se benefician proporcionalmente de la recuperación del consumo”. Otras ventajas que presentan frente a las grandes capitalizadas es que muchos tienen unas cuentas más saneadas, con menores niveles de deuda. 

Franklin descarta que la inversión en small caps se pueda convertir en la última moda del mercado, o el siguiente paso dentro de la insaciable búsqueda de rentabilidad que se ha visto entre los inversores desde comienzos de 2013… aunque sí admite que la inversión en este tipo de activos ahora tiene más sentido desde el punto de vista del asset allocation: “A lo largo de la crisis ha habido una inundación de dinero en áreas de muy poco riesgo y ha llevado a las valoraciones a niveles difíciles de justificar en términos históricos. Ahora sí vemos normalización y creemos que la renta variable lo hará mejor que la renta fija, y que las small caps lo harán mejor que la bolsa en general”.

El experto observa como un catalizador adicional de crecimiento en esta área del mercado a los movimientos corporativos. De hecho, espera que este sea un buen año para las fusiones y adquisiciones (M&A): “Si se observa la media histórica de los últimos 25 años, en al menos el 90% de las adquisiciones se ha visto implicada una pequeña capitalizada. El M&A es un motor de retornos para las small caps”. ¿Por qué cree que es ahora un momento propicio? “Ahora las grandes capitalizadas tienen mucho efectivo en sus balances, equivale al 72% de todo el mercado europeo de pequeños valores. Esto da margen para que el M&A se incremente significativamente”. 

Los debut en bolsa también juegan un papel importante. Franklin recuerda que ya se ha registrado un número importante de OPV y espera que continúe aumentando porque hay buena visibilidad en el mercado. “La calidad de las OPV ha sido buena y los retornos positivos; es crítico a partir de ahora vigilar la calidad de las compañías cotizadas y sus valoraciones”.

Pura selección de valores

El gestor se define a sí mismo y sus compañeros del equipo de gestión del fondo –dirigido por Frank Manduca e integrado por 6 expertos, incluido Franklin- como selectores de acciones: “No somos economistas ni especialistas en divisas, sólo seleccionadores de valores”. Siguen un estilo bottom-up en el que la elección de los valores adecuados genera entre el 80% y el 90% de los retornos, con ciertas restricciones de liquidez que varían según los clientes: en las small caps, la capitalización mínima debe estar entre 3.000 y 5.000 millones de euros, y en las mid caps debe ser al menos de 10.000 millones. No usan derivados para la construcción de las posiciones.

Entre los requisitos que deben reunir las compañías para estar dentro de su cartera deben figurar de forma imprescindible la calidad del modelo de negocio y del equipo directivo, buenas perspectivas de crecimiento, valoraciones y riesgo atractivos y la presencia de catalizadores. Después comparan las valoraciones a las que cotizan con la media del mercado y con las de sus competidores. En este análisis, la escasa cobertura de este tipo de compañías sigue siendo una gran ventaja competitiva: “El mercado europeo todavía es muy poco eficiente, las empresas están cubiertas por cuatro analistas o menos. Esto te da oportunidades reales si eres un gestor activo”, observa el gestor. 

El resultado de este análisis bottom up reflejado en la selección actual de valores para la cartera muestra la existencia de oportunidades en el sur de Europa y potencial en Reino Unido y algunos países del norte, pues aunque hayan subido las valoraciones aún no han alcanzado su precio justo para el gestor, que de hecho afirma que “el mercado todavía está barato y atractivo”. Eso sí, pone énfasis en la necesidad de ser “muy selectivo, para asegurarse de que se elige las compañías que vayan a crecer”. 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído