España: el país europeo donde más crecen los activos de fondos internacionales


La internacionalización de la industria europea de fondos pisó el acelerador en 2009, tras haber sufrido una ralentización durante 2007 y 2008. Así, los activos de fondos internacionales cerraron el año pasado con 1,8 billones de euros, una cifra que representaba el 38% del pastel europeo, si bien en términos de ventas su peso llegó al 75% de los 190.420 millones de activos captados, al lograr suscripciones por valor de 143.000 millones de euros. En este escenario, España ha sido el país que más ha incrementado el peso de los activos foráneos, desde los 8.540,7 millones de euros registrados a finales de 2008 hasta 19.518,3 millones al cierre del año pasado, según el informe anual de Lipper sobre la industria europea de fondos.

Un incremento del 128% que va a más en 2010 si consideramos que, según datos de Inverco, las gestoras extranjeras captaron 3.000 millones de euros en el primer trimestre, casi en paralelo a los 3.500 millones que salieron de los fondos nacionales. Con estas entradas y el efecto mercado, los activos gestionados por compañías extranjeras en España podrían situarse en torno a los 35.000 millones de euros, lo que supone el 21,8% de la cuota nacional, que ha aumentado en casi siete puntos en lo que va de año 2010, ya que a finales de 2009 era del 15%, según las estimaciones de Inverco.

Y es que los datos de 2009 del informe Data Digest, elaborado junto a Ernst&Young, muestran que en mercados como Italia, España, Bélgica y Alemania, la actividad internacional es dominante. Es más, en nuestro país los inversores han compensado su reacción vendedora ante los fondos domésticos con entradas en los internacionales, un patrón que también se ha repetido en Alemania. En Italia, donde la actividad internacional también es dominante, con ventas cercanas a los 10.000 millones de euros, se registraron sin embargo suscripciones positivas por primera vez en cuatro años, con entradas de 786 millones de euros.

En renta variable, los flujos fueron positivos en productos domésticos y foráneos en 15 países a lo largo del año pasado. Las ventas de los fondos internacionales fueron más intensas en Italia, España, Suiza y Holanda, si bien en estos dos últimos puede hacerse la distinción de que muchos gestores domicilian sus fondos en Luxemburgo como forma de distribuirlos tanto en el mercado doméstico como en el internacional, lo que suele infravalorar el peso de su mercado doméstico. Así, las ventas extranjeras fueron dominantes en Italia, España y Holanda, donde representaban a cierre de 2009 más del 70% de la actividad, lideradas por este último país, donde suponen el 92%. En España, ocuparon dos tercios de los alrededor de 2.000 millones de entradas netas en esta categoría. Sin embargo, este patrón fue más bien una excepción, pues los productos locales dominaron el panorama general europeo, pues se llevaron dos tercios de las captaciones hacia los fondos bursátiles (65.000 millones de euros).

En cuanto a las ventas en el mercado de bonos, los inversores salieron de productos domésticos en unos ocho países, flujos que compensaron con fuertes entradas en los fondos internacionales al menos en seis de ellos, especialmente Italia, Suiza y España. Aquí, los reembolsos de 2.500 millones de euros en productos de renta fija domésticos se compensaron con entradas de unos 5.000 millones en fondos extranjeros.

El segundo peor en ventas en Europa

Sin embargo, España fue el segundo país europeo cuyos productos se vendieron peor en Europa, con flujos negativos de casi 10.200 millones de euros, siguiendo a Bélgica, de cuyos fondos sacaron los inversores europeos 16.800 millones. Los que más vendieron en el continente, después de los fondos internacionales, fueron los productos de Reino Unido (con captaciones de 37.900 millones de euros) y Francia (donde los inversores europeos colocaron 17.700 millones).

Siguiendo a España, otro país que también dobló en 2009 los activos de entidades extranjeras fue Noruega, con un crecimiento cercano al 120%, si bien los mercados que más activos internacionales incluyen son Suiza (73.529 millones de euros), Alemania (70.000 millones), Italia (56.000 millones), Luxemburgo (31.600 millones) y Reino Unido (23.500). En términos absolutos, España figura en séptimo lugar del ránking.