España centra sus lanzamientos en gamas con objetivo de rentabilidad, mientras Europa busca flexibilidad


Mientras que la industria de fondos europea busca nuevas vías de rentabilidad dentro de los productos de bonos, con nuevos activos y vehículos de gestión flexible, según la encuesta elaborada por Lipper (compañía perteneciente a Thomson Reuters), España apunta a un camino diferente. Los datos de Inverco a cierre de este primer semestre muestran como la industria española ha registrado más productos nuevos, 145 en este caso, que los que 129 que han desaparecido del registro, ya sea por liquidación o fusión. Esto deja un balance neto positivo de 16 nuevos fondos. 

La encuesta de la firma europea indicaba la falta de una tendencia clara en el lanzamiento de nuevos productos. Los fondos de bonos fueron el segmento del mercado donde más se ha incrementado el número de productos. “El elevado número de nuevos fondos de bonos refleja la demanda de los inversores de nuevos productos dentro de este sector, conducidos principalmente por la búsqueda de rentabilidad”, explica el informe. Mientras, en España la dirección de los lanzamientos refleja visiblemente las preferencias del cliente por un objetivo de rentabilidad, a las que se han adaptado las gestoras nacionales, especialmente Santander AM e Invercaixa Gestión. 

La diferencia de las categorías con las de Lipper, dificulta el análisis comparativo, pero en los dos casos los principales lanzamientos han ido a productos de bonos. La inclinación es clara, las gestoras españolas apuestan por los productos con un objetivo de rentabilidad que puedan enseñar al cliente. Un ahorrador acostumbrado a una remuneración prefijada de los depósitos o los pagarés. Las gestoras han sabido recoger el guante y han ofrecido esa visibilidad que necesita el cliente en un escenario macroeconómico incierto. 

Los productos con estas características, muchos de ellos categorizados en Inverco como gestión pasiva, concentran muchos de los registros, hasta 33 nuevos fondos en el primer semestre y ninguna fusión o liquidación, seguido de los garantizados de renta fija, con 32 lanzamientos, por encima de los 13 que llegaron a vencimiento.

Al mismo tiempo, las gestoras españolas no han favorecido la renta fija a corto plazo donde, entre productos nuevos y cerrados, a cierre de junio había 24 fondos menos que a comienzo del año, al igual que los monetarios, que donde no hubo lanzamientos pero si se liquidaron dos productos.

Mixtos y globales

A medio camino entre los activos conservadores y los que ofrecen plena exposición a la renta variable, la tendencia se decanta por los fondos globales (con un saldo neto de +8 productos) y los mixtos (+6). Estos últimos fueron el segundo activo con mayor crecimiento en el continente europeo. Por otro lado, el retorno absoluto, activo muy explotado por las gestoras internacionales, no parece tener su momento entre las gestoras españolas donde las fusiones y liquidaciones superaron a los lanzamientos, en este caso con ocho fondos menos en el primer semestre del año.

Ya en renta variable, las gestoras españolas han reducido también su oferta, y a junio de este año el número de fondos que invierten en bolsa se reduce en seis, al igual que pasaba en el universo europeo.

Dentro de los garantizados, un activo tan representativo del mercado en España, el número de fondos de rendimiento variable parece que sigue descendiendo, con 10 menos que a finales de 2012. Las gestoras parecen apostar por el componente de bolsa que ofrecen los fondos de garantía parcial, lanzando dos productos, así como los ya mencionados globales y mixtos.

Noticias relacionadas

Lo más leído