“Es un momento fantástico para los selectores de acciones”


El 90% de las cotizadas europeas tienen hoy un tamaño inferior a los 5.000 millones de euros. Identificar a aquellas con un buen modelo de crecimiento y con el potencial para convertirse en las empresas de gran capitalización del mañana es la estrategia que siguen en el Amundi Funds Equity Euroland Small Cap, fondo de inversión con una gestión basada en convicciones, siempre a partir del análisis fundamental. “Buscamos compañías con una sólida gestión y buenos modelos de negocio que hayan pasado desapercibidos para el resto de jugadores antes de que el mercado las ponga en precio”, asegura Caroline Godlewski, especialista de Renta Variable Europea de Amundi.

En una presentación realizada en Madrid, la experta se muestra convencida de que esto solo es posible en el universo de las empresas de pequeña y mediana capitalización, al ser éste un segmento de mercado poco estudiado dada su amplitud. “El hecho de tener una menor cobertura por parte de los analistas y brokers crea oportunidades de mercado”, afirma. En este sentido, Godlewski considera que las small caps representan un universo de inversión muy amplio y dinámico repleto de diferentes tipos de historias atractivas: podemos encontrar empresas muy especializadas, globales, compañías puras, empresas de crecimiento y también correlacionadas con el ciclo económico.

Para encontrarlas, la experta cree que solo hay una fórmula: “contar con un equipo con talento, experiencia y bien organizado. Solo así se puede extraer del mercado las mejores oportunidades”. Actualmente, el equipo de inversión lo forman cinco gestores de carteras y analistas, con una experiencia media de 14 años en el sector. Cada uno de ellos es responsable del análisis de un determinado sector. El objetivo: crear una cartera de convicción, formada habitualmente por entre 60 y 70 valores, con la que en los últimos tres años los gestores han conseguido una rentabilidad anualizada del 8,8%, situándose además en el primer cuartil a uno, tres y cinco años.

Tras el buen comportamiento registrado por esta clase de acciones el año pasado, Godlewski afirma que existen poderosos argumentos que todavía soplan a favor de este mercado. “El PER de las small caps está por debajo de su media histórica. Lo mismo ocurre con el precio/valor contable. Esto indica que hay espacio para que las valoraciones crezcan”. A esto hay que añadir –indica la experta- un crecimiento de los beneficios superior en términos porcentuales al de las empresas de gran capitalización  y una recuperación del ciclo de fusiones y adquisiciones que, en su opinión, beneficiará especialmente al segmento de empresas de pequeño y mediano tamaño.

Ejemplo de lo que buscan es Wirecard, empresa alemana vinculada al consumo doméstico con una tasa de crecimiento medio anual del orden del 31%, capitalización bursátil de 2.000 millones de euros y rentabilidad anualizada del 35%. De hecho, la compañía es actualmente la primera posición del fondo con un peso del 2,9%. Para seleccionar cada empresa, Godlewski indica que el equipo aplica un primer filtro de liquidez, no invirtiendo en compañías con un volumen inferior a los 600 millones de euros. A partir de ahí se inicia un proceso de selección basado en un riguroso análisis fundamental con el objetivo de identificar las mejores ideas de cada sector.

En este proceso, la valoración juega un papel muy importante. “Tenemos una visión de largo plazo, pero somos realistas en cuanto al precio. No utilizamos stop loss, pero cuando la compañía alcanza el que consideramos su precio objetivo, vendemos. Actualmente, existen grandes oportunidades a largo plazo”, asegura. Mantienen una visión constructiva en el mercado, con un sesgo cíclico de la cartera. “Es un momento fantástico para los que siguen una gestión basada en la selección de acciones”. Su proceso de gestión incluye reuniones con los equipos directivos de las compañías, realizando unas 1.000 visitas al año. 

Noticias relacionadas

Lo más leído