"Es un dulce momento para entrar en bonos convertibles"


Pierre-Luc Charron, director de inversión en bonos convertibles de Amundi, gestiona desde hace casi cuatro años el fondo de convertibles de la gestora francesa y está convencido que ahora es un buen momento para aprovechar las ventajas que ofrece esta clase de activo. "En el mercado actual tan desafiante que vivimos, los convertibles se adaptan perfectamente a este tipo de entorno porque permite participar en las subidas y cuentan con el paracaidas que otorga el bono, es decir, la convexidad es la mejor característica de estos bonos", explica. Considera que ahora es un momento dulce para entrar en esta clase de activo ya que la delta media ha bajado en doce puntos hasta el 20%, lo que permite a estos bonos tener una fuerte capacidad de resistir las caídas en los mercados, mientras que desde un punto de vista de valoración, se están abaratando.


En opinión de Charron, los convertibles son una apuesta mucho más atractiva que la bolsa y asegura que desde comienzos de 2010 mientras que los bonos han aumentado un 4,2%, la bolsa ha caído un 1,87%. El efecto paracaídas de los convertibles queda demostrado en cuatro ejemplos concretos que ofrecen los expertos de Amundi. Entre el 19 de enro y el 5 de febrero de 2010 cuando la crisis de la deuda gruega estaba en máximos la bolsa cayó un 8,7% frente al 2,4% que cayeron los convertibles. En mayo de ese mismo año, cuando a España le bajaron el rating la bolsa perdió un 13,7% y los convertibles un 7,9%. Ya este año, durante los días posteriores al terremoto de Japón la bolsa perdió un 9,7% y los bonos convertibles un 2,9% y este verano, con la crisis de la deuda soberana la bolsa cayó un 18,5% y los bonos 7,7%


Por su parte, la convexidad puede verse entre mayo de 2010 y febrero de 2011, cuando los convertibles participaron en un 69%% de la subida que vivieron los mercados, mientras que entre febrero y agosto de este año tan sólo han participado en el 48% de la caída que ha vivido la bolsa.

 

El Amundo Funds Convertible Europe cuenta con un patrimonio de 80 millones de euros, se lanzó a finales de 2007 y acumula una rentabilidad desde lanzamiento del 13,5% frente al retroceso del 7,8% de su índice de referencia, con una volatilidad en el periodo del 9,3%. En la gestión del fondo buscan bonos convertibles que estén en todas las fases de existencia del bono si bien se centran en la parte en la que la convexidad es media y, de hecho, la delta de su cartera es del 20%. Suelen tener entre 50 y 55 bonos en cartera y, por sectores, actualmente están invertidos en nombres cíclocos como pueden ser los de los automóviles o el sector de medios de comunicación.

 

El mercado europeo cuenta de bonos convertibles con 88.000 millones de euros y sólo en la primera mitad de este año las emisiones han sido de 7.000 millones de euros, cifra que Charron considera irá en aumento ya que cree que en 2012 muchas empresas recurrirán a este tipo de bonos para afrontar su financiación. Por divisas, el 69% del universo está denominado en euros y el 18,2% en libras y en cuanto al perfil de los bonos, actualmente el 48% del universo no tiene rating y el 20% es high yield.

Empresas

Noticias relacionadas