Tags:

“Es un buen momento para los hedge funds que están en Europa”


“El coctel al que nos enfrentamos es un crecimiento sostenido, pero lento, sin una gran recuperación tras la crisis. Cuando los mercados financieros sufren aparece una buena oportunidad para los activos de riesgo”, explica Stefan Keller, estratega del equipo de gestión de fondos de fondos de Lyxor AM. En su opinión, en un escenario de volatilidad, como el vivido en mayo, que no se sostiene por fundamentales, es una buena oportunidad para los hedge funds. Especialmente, aquellos con estrategias long short, los global macro y los event driven.

A la hora de invertir, se decanta por EEUU, Alemania, Australia y los mercados emergentes. En su opinión, la clave de la recuperación radica en la capacidad de creación de trabajo que demuestre EEUU, factor que tiraría del consumo. “Esto sería un buen ambiente para la renta variable”, explica. Aunque no tan bueno para los bonos. En el caso de la renta fija, no cree que exista riesgo real de inflación en, al menos, dos o tres años. Además, cree que la rentabilidad de los bonos no subirá mucho debido a que los bancos centrales seguirán comprando bonos. Esto será bueno, según el experto de Lyxor, para los hedge funds con estrategias de arbitraje de renta fija y para los CTA.

Stefan Keller cree que el mercado europeo presenta el juego perfecto para los inversores. “El riesgo país se convierte en una posibilidad de inversión. La crisis financiera ha demostrado que existen diferentes riesgos y distintos crecimientos”, señala. Esto es bueno para los hedge funds con estrategias long short y para los global macro. En el mercado de divisas cree que existen oportunidades en el euro, la libra, el franco suizo y la corona sueca.

Mientras, reconoce que no tienen excesiva exposición a materias primas. “El juego se da especialmente en renta fija y en divisas”, explica. En el mundo de las fusiones cree que lo importante para sacar rentabilidad a los movimientos corporativos es que existan muchas operaciones y no grandes operaciones. “El volumen de operaciones ha crecido este año un 10%”, explica Keller.

 

Empresas