Tags: Gestores |

“Es un buen momento para hacer inversiones”


La firma española de capital riesgo Adara Venture Partners, especializada en el sector de las tecnologías de la información, analiza la posibilidad de lanzar un nuevo vehículo de inversión en los próximos meses. La sequía de los mercados de crédito hace que las necesidades de financiación de los nuevos proyectos sean acuciadas.

“Es un momento complicado para atraer capital, pero para invertir es un momento francamente bueno. Hay una relativa abundancia de oportunidades de alta calidad. Estamos considerando varias. En momentos como éstos, la gente mide mucho los recursos, es muy frugal. No hay tanta guerra por el talento y la gente se centra en lo que tiene que hacer: generar rentabilidad”, asegura Roberto de Saint-Malo, socio y gestor de la firma.

El primer fondo de Adara, con más de 50 millones de euros en compromisos de inversión, ha invertido en doce compañías. Hasta el momento, ha logrado desinvertir en dos de ellas, “con una TIR del 30”, explica de Saint-Malo.

“La cartera está en una situación correcta, aunque el entorno es complicado. Los clientes recortan sus gastos. Pero nos sentimos positivos, en nuestros proyectos hay muy poco apalancamiento. La restricción del crédito nos afecta poco. Estamos siendo cautos. Aunque sean buenos proyectos, es difícil atraer a otros inversores. Ahora tenemos que ser muy conservadores”, destaca de Saint-Malo.

En 2008, las participadas por Adara incrementaron sus ventas en un 150%, hasta los 43 millones de euros. Para 2009, el grupo espera alcanzar los 75 millones de euros. En cartera tienen empresas de software, semiconductores, aplicaciones de movilidad, telemática y telecomunicaciones. Invierten en Barcelona, Madrid, Zaragoza, Pamplona y Málaga. Dos de sus participadas están en Reino Unido.

“Nos fijamos en empresas españolas o que tengan una fuerte vinculación con el mercado español. Eso sí, buscamos siempre que el proyecto tenga potencial más allá del mercado español. Invertimos en fases muy incipientes, cuando las compañías apenas tienen clientes y están empezando a facturar, cuando desarrollan un prototipo o tienen un primer producto ya perfilado. Esto implica un alto riesgo. Por eso los proyectos que salen bien tienen que salir muy bien para compensar los que no prosperan. Nuestro objetivo con cada inversión es multiplicar el capital por 10 en cinco años”, señala de Saint-Malo.

Adara suele tomar posiciones minoritarias, de hasta un 40% del capital y el periodo de permanencia oscila entre los cuatro y los siete años. “Nos fijamos mucho en el proyecto, el producto y el mercado al que va. Buscamos que el producto tenga algo especial y que sea difícil de replicar. Además, las personas son muy importantes. Queremos emprendedores que sean ambiciosos y realista a la vez, que tengan la cualidad magnética de atraer capital, clientes y ejecutivos hacia su proyecto”, dice de Saint-Malo

Adara, que nació en 2003, está compuesta por un equipo de seis profesionales. Tres de sus cuatro socios trabajan como gestores. Su experiencia abarca sectores como la banca de inversión, consultoría y la inversión en tecnología. Jesús Sainz, el presidente de la firma, preside también PromoMadrid y estuvo al frente del proceso de reestructuración del Parque Warner Bros. de Madrid.

Alberto Gómez, que trabajó en el brazo de venture capital de Telefónica, y Nicolás Goulet, con más de ocho años de experiencia en venture capital en el sector tecnológico, son los otros dos socios gestores de Adara.

Lo más leído