"Es poco probable que se aplique la prohibición sobre los CDS"


En la ruleta de ver quiénes son los malos de la película ahora les ha tocado el turno a los CDS. Desde distintos grupos políticos y gobiernos se clama contra su regulación, pero los gestores no tienen tan claro que esa sea la solución a la crisis. "Veo poco probable que se llegue a introducir esa regulación", dice Guillaume Rabault, gestor del HSBC GIF Halbis Global Macro. Cree que es necesario considerar también las ventajas que ofrecen esos productos por la liquidez que inyectan al sistema. En todo caso, él actualmente no tiene CDS en cartera.

El HSBC Global Macro Fund fue uno de los primeros hedge funds con formato UCITS que se lanzaron. Nació en junio de 2007 y en estos casi tres años ha visto cómo se ha puesto de moda este tipo de fondos, lo que a él le ha servido para crecer en patrimonio. Actualmente, cuenta con 320 millones de euros en activos bajo gestión y tanto el patrimonio como el track record que acumula le hacen ser elegible para inversores institucionales que de otra manera no podrían incluirlo en carteras. Este fondo se gestiona a medias entre dos equipos gestores, uno basado en Londres que hace análisis cualitativo y otro en París donde se basan en análisis cuantitativo. Guillaume Rabault, gestor del HSBC GIF Halbis Global Macro perteneciente al equipo parisino ha visitado Madrid estos días para presentar el producto.

 

Rabault considera que la tendencia de los hedge en formato UCITS está aquí para quedarse. "La gente siempre buscará productos transparentes", dice.

 

Para 2010, Rabault se muestra positivo y destaca dos aspectos fundamentales para el año: las políticas económicas de los países y los mercados emergentes. Respecto al primero considera fundamental las decisiones que se vayan tomando a lo largo del año en mercados como Grecia o Reino Unido ya que podrán decantar el signo de los distintos activos en los que invertir. En cuanto a los emergentes, actualmente prefiere invertir en ellos a través de divisas y no en bolsa y está largo en la rupia india, el sloty polaco, el rublo ruso y el dólar taiwanes mientras que mantiene una posición corta en el real brasileño ya que considera que está sobrevalorado.

 

El producto toma posiciones largas y cortas en distintos activos haciendo apuestas relativas, siempre partiendo de un análisis macroeconómico.

Lo más leído