Es poco probable que el Brexit se transforme en una crisis sistémica


TRIBUNA de Valentijn van Nieuwenhuijzen y Maarten Jan Bakkum, equipo de asignación táctica de activos en NN Investment Partners. Comentario patrocinado por NN Investment Partners.

Es improbable que el Brexit se transforme en una crisis sistémica similar a la quiebra de Lehman, por lo que los inversores deben tener cuidado de no asumir que hay una fuerte relación entre los fundamentos económicos y el panorama político, tal como sostenemos en nuestras perspectivas de mitad de año.

Aun cuando el equilibrio entre las noticias políticas y los datos económicos marcará el rumbo de los mercados en los próximos tres a seis meses, sostenemos que los datos más recientes, incluyendo el índice ifo de clima de negocios de Alemania, el índice PMI de gestores de compras periféricos y la confianza del consumidor de EE.UU., apuntan a una dinámica de crecimiento aceptable.

Por todo ello, hemos mantenido nuestra convicción subyacente de una preferencia por los activos generadores de rentabilidad, como acciones, valores inmobiliarios y valores de renta fija privada, y reducimos aún más el sesgo hacia activos carentes de rentabilidad, como la deuda pública.

Sin duda el Brexit es una crisis política, pero no supone, de forma automática, una crisis del sistema financiero. A pesar del drama y la volatilidad en los mercados tras el voto del Reino Unido sobre la pertenencia a la Unión Europea, muchos indicadores del mercado indican que no estamos en los aledaños de un colapso del sistema. Obviamente, tampoco puede descartarse, pero hasta este momento las condiciones de liquidez, inversiones y contratación permanecen estables.

Hay tendencias subyacentes de recuperación en los mercados desarrollados que no deben pasarse por alto; así, por ejemplo, la productividad bien podría ser mejor de lo esperado y los mercados están quedándose rezagados con respecto a las mejoras en los beneficios.

No obstante, será crucial para los mercados comprobar hasta qué punto este impulso es resistente. Hasta ahora, el endurecimiento de las condiciones financieras no es suficiente para anticipar un fuerte deterioro de los datos, pero esto aún podría producirse y tanto nosotros como la mayoría de otros analistas hemos rebajado nuestras perspectivas de crecimiento.

Creemos que el Brexit tendrá un importante impacto negativo en la economía del Reino Unido, que fácilmente podría entrar en recesión el año que viene, lo que podría comportar serios contratiempos adicionales para la dinámica de crecimiento europea en los próximos 12-18 meses. El impacto en el crecimiento global tendrá que ver, principalmente, más con el aumento de la incertidumbre que con un impacto negativo directo. En NN IP hemos rebajado nuestras expectativas de crecimiento de los beneficios en la zona euro del 4% al 2% para este año y del 8% al 3% para 2017.

Una prolongada aversión al riesgo en los mercados globales como resultado del Brexit también afectaría negativamente a los mercados emergentes. Gran parte de los países emergentes siguen padeciendo como consecuencia de un endeble crecimiento, del sobreendeudamiento acumulado en los últimos años que limita el margen para una recuperación de la demanda interna, de una elevada dependencia del capital extranjero y de un mayor riesgo político. 

El Brexit también ha aumentado la probabilidad de que entremos en un período prolongado de fortaleza del dólar estadounidense, algo que nunca es bueno para los mercados emergentes. El comercio global ya era débil, pero Europa es el principal socio comercial de Europa central y Asia. Tras las elecciones en Estados Unidos, también podrían surgir más dificultades para el comercio global.

Como aspecto positivo, es probable que los bancos centrales de los mercados desarrollados sigan proporcionado apoyo por más tiempo, en parte debido al Brexit. Esto debería favorecer la entrada de capital a los mercados emergentes y dar lugar a una flexibilización de las condiciones financieras.

Asignación de activos de NN IP

Renta variable: ligera sobreponderación; infraponderción de la eurozona y sobreponderación en EE.UU.; cerramos sobreponderación en sectores cíclicos; posición neutral en Japón

La dinámica de crecimiento de los beneficios está mejorando, el dato de sorpresas económicas va en aumento, el miniciclo en China continúa, la política monetaria de EE.UU. sigue proporcionando apoyo y la dinámica de conducta de los inversores apunta a un posicionamiento y una confianza movidos por la cautela.

En EE.UU. hay una sobreponderación media impulsada por su condición de refugio seguro y una dinámica positiva de crecimiento de los beneficios. Desde NN Investment Partners creemos improbable que la renta variable europea supere en rentabilidad a la estadounidense mientras la incertidumbre política persista y no pueda evaluarse el impacto en la economía real, algo que podría prolongarse durante bastante tiempo.

La revisión a la baja del crecimiento económico y de los beneficios impedirá a los sectores cíclicos, sobre todo a los vinculados a inversiones empresariales europeas, batir al mercado en su conjunto, y el consumo privado también parece vulnerable.

Ligera infraponderación en mercados emergentes

Las dudas sobre el crecimiento chino persisten a pesar de la aceleración de la expansión del crédito; el desapalancamiento y la salida de capital posiblemente repercuta en el crecimiento de los mercados emergentes durante años. Con todo, los parones en relación con las subidas de tipos por parte de la Fed han reducido la presión sobre los mercados emergentes.

Entre los mercados emergentes favorecidos figuran India (buenos datos fundamentales); Argentina (potencial de cambio); Taiwán y Chile (bajos desequilibrios macroeconómicos); Tailandia y Corea del Sur (deberían beneficiarse de la modesta recuperación del comercio global); y Colombia (el ajuste del mercado ya ha sido profundo). La salida de capital y el desapalancamiento será más grave y doloroso en Brasil, Malasia, Turquía y Sudáfrica.

La ponderación de la renta variable japonesa se mantiene neutral, ya que sigue siendo impulsada por el tipo de cambio.

Renta fija: Aumenta la infraponderación en deuda pública

Fuerte infraponderación del bono alemán ya que la ecuación rentabilidad – riesgo con los actuales niveles de rendimiento ya no resulta favorable. Los productos de Spread están medianamente sobreponderados, debido a que las perspectivas de crecimiento global siguen su curso a pesar de haberse rebajado el escenario base. Los valores en euros con grado de inversión están ligeramente sobreponderados como consecuencia del plan de compra de bonos corporativos del Banco Central Europeo.

La deuda pública de mercados emergentes denominada en moneda fuerte, sigue sobreponderada ya que las valoraciones favorables y los rendimientos atraen inversiones. Cerramos la sobreponderación en divisas de mercados emergentes y la posición en deuda emergente en moneda locales pasó a estar infraponderada. Los indicadores de sorpresas económicas de mercados emergentes volvieron a deteriorarse desde mayo, mientras que, simultáneamente, los indicadores macroeconómicos de EE.UU. mostraron cierta mejora tras un bache. Los indicadores de confianza e impulso económico de mercados emergentes. finalmente también se han suavizado.

Sector inmobiliario: neutrales

En un entorno de bajo crecimiento y rentabilidad, el sector inmobiliario es uno de los beneficiados por el tema de la búsqueda de rendimientos. Todavía sigue activo el apoyo a los fundamentales brindado por la mejoría del mercado laboral y de la vivienda. También hay nuevas entradas de capital de inversores institucionales en esta clase de activos en todas las regiones. Los bancos centrales seguirán prestando apoyo adicional con su postura de moderación monetaria, aunque la Fed acabará procediendo a una subida de tipos de interés.

Materias primas: pequeña infraponderación

Aunque hasta ahora las consecuencias del Brexit siguen, en general, mostrándose  muy contenidas en el ámbito de  las materias primas, están apareciendo ciertas tendencias que pueden desarrollarse aún más. Las previsiones de crecimiento económico para el Reino Unido y la zona euro serán revisadas a la baja, lo que hará mella en la demanda de materias primas, especialmente de metales industriales y energía. La mejora de los datos macroeconómicos en China también ha estado desvaneciéndose recientemente, aunque determinados metales industriales todavía están viéndose respaldados por los sectores chinos de infraestructuras y vivienda.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído