¿Es momento de invertir en bancos españoles? Javier Galán de Renta 4 responde


Como gestor de renta variable española, evitar analizar el sector bancario es una tarea complicada. Es la conclusión que se extrae de la opinión del gestor de Renta 4, Javier Galán Parrado. Como él mismo indica, “el peso que tiene el sector bancario en el selectivo español es tan desmesurado, que a cualquier gestor de bolsa española no le queda más remedio que analizar los bancos españoles por muy difícil que sea valorarlos”.

Un sector del que considera que la “foto” empieza a ser más fiable, tras las ampliaciones de capital realizadas por casi todos ellos, la contabilización de las pérdidas de préstamos concedidos en la burbuja inmobiliaria española, las provisiones realizadas por el incremento de la mora y la puesta en funcionamiento del nuevo marco regulatorio del sector (con más exigencias de capital y, por lo tanto, menores ROE estructurales).

Desde su punto de vista, “los beneficios deberían dar un salto muy relevante en los próximos años”. Al menos así se extrae del consenso de analistas, según Galán, que espera crecimientos del 100% en BBVA, CaixaBank y Liberbank. También, según el consenso de Bloomberg al que hace referencia Galán, el “único banco que no tendría crecimiento seria Sabadell”.

Sin embargo, puntualiza el gestor que “no nos podemos quedar en el crecimiento del beneficio, porque el beneficio de 2013 está totalmente distorsionado por las elevadas provisiones exigidas por el Banco de España en 2012 y 2013 y la débil situación de los balances”.

Análisis más detallado de las valoraciones

Galán propone, en primer lugar, valorar este tipo de compañías en términos de PER y de su valor contable (precio/valor en libros).  Usando el primero, la mayoría de los bancos cotizan en 2014 entre un 16% y un 56% por encima de lo razonable, que según el gestor, “para ROE del entorno del 10%, deberían ser de 10x-12x”.

En segundo lugar, señala cómo los ratios de PER se normalizan a partir de 2015. “Aunque todavía caros, cotizan a ratios más razonables, y es en 2016 cuando los bancos españoles cotizarían más en línea con sus ratios históricos y los ratios a los que cotiza el resto de la banca europea”.

La valoración con respecto a lo que dicen los libros que valen difiere más en unos que en otros. Aquí Galán destaca como Liberbank cotiza con un descuento del 20%, mientras que Bankinter o Bankia están cotizando un 35-40% por encima de su valor contable.

Según lo anterior, la conclusión de Galán es que “está claro que se necesita algo de paciencia con los resultados de la banca”. En cualquier caso, apunta, “no hay que descartar que los bancos sorprendan positivamente al mercado en la generación de beneficio, todo dependerá del grado de fortaleza de la recuperación de la economía española”.

Otros ratios: más conclusiones

Si se mira el ratio de precio/valor contable, Galán explica como, para retornos sobre los recursos propios del en torno del 10%, la banca española no está especialmente cara, ya que cotizan de media ligeramente por encima de una vez.

No obstante, el ratio de precio/valor en libros refleja, según el gestor, “la valoración contable de los bancos incluyendo los fondos de comercio de las adquisiciones realizadas en el pasado”. Este es un punto muy importante, teniendo en cuenta que tanto BBVA como Santander “han realizado adquisiciones muy relevantes cuyo valor en libros no refleja solo el valor contable de los bancos adquiridos, sino el precio pagado por esos bancos, que en su mayoría están realizados sustancialmente por encima de su valoración en libros”.

Finalmente, según un informe del sector bancario español de Citigroup, Galán determina que los bancos más caros -mirando solo el ratio de precio/valor tangible contable- son BBVA y Santander.

Los ganadores y los perdedores del sector bancario cotizado

En la crisis financiera y económica española, para Galán, según datos de cotización desde 2007 de Bloomberg, los que mejor resultado han tenido dentro del sector bancario español cotizado fueron CaixaBank y Bankinter. Ambos “aún estando un 15% y un 30% por debajo de los niveles máximos que alcanzaron en 2007, son los que mejor comportamiento han tenido”, explica. Por el lado negativo, Galán apunta a Bankia, que “ha perdido un 97% de su valor en bolsa a pesar de las subidas de los últimos meses”; y a Banco Popular, que “ha perdido un 88% con respecto a los niveles a los que llegó a cotizar en 2007”.

La reflexión final de Galán es que “la pérdida de valor es en algún caso irrecuperable, ya que la caída de algunas de las cotizaciones no las dejan más baratas, si no que explica la destrucción de valor del pasado por la crisis económica y bancaria en España”.

A partir de 2014, “todos los bancos empiezan de nuevo a crear su historia de crecimiento y creación de valor para sus accionistas, porque lo perdido, perdido está”, puntualiza. Sin embargo, “el futuro no es tan oscuro, de los errores se aprende, y seguro que habrá mejor gestión de la banca con el fin de hacer crecer el beneficio y el valor de las acciones”.

Por el momento, en uno de los fondos que Galán gestiona de renta variable nacional, el Renta 4 Bolsa, mantiene posiciones en Bankinter, CaixaBank, BBVA, Santander, Bankia y Liberbank. Aunque “el peso del sector bancario en la cartera del fondo es muy inferior al peso que tiene el sector en el Ibex 35”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído