“Es momento de añadir más riesgo a las carteras”, según Axa IM


Parece que 2012 ha empezado con mucho más optimismo que el que podía percibirse a finales del año pasado, gracias fundamentalmente a la positiva reacción del mercado a una operación de refinanciación a tres años aprobada por el BCE en diciembre que “ha ayudado a reducir el riesgo sistémico del sistema financiero y, al mismo tiempo, ha servido para elevar el apetito por el riesgo de los inversores sobre activos financieros, tanto en lo que respecta al mercado de acciones como al de crédito” .  

 

Tras el positivo comportamiento registrado en el mes de enero, los expertos de Axa Investment Managers aseguran en su carta mensual de febrero que, en un proceso de asignación de activos, la mejora del ciclo económico y un entorno más favorable en términos de liquidez en el sistema “aconsejan ir incrementando gradualmente el riesgo a las carteras”, prestándole especial atención al mercado de acciones estadounidense y, sobre todo, al europeo que, según la gestora gala, “está muy barato”. 

 

Sin embargo, no es la única clase de activos por la que Axa IM muestra interés. La renta variable emergente es otra apuesta clara de la firma en estos momentos, dado que “estos activos se podrían beneficiar de un entorno de liquidez más abundante”, así como el mercado de materias primas, segmento sobre el que también eleva exposición. Dentro de la renta fija, los expertos de la gestora se decantan por bonos con grado de inversión tanto de Europa como de Estados Unidos ante lo que representan “unos spreads atractivos y unos balances sólidos”.  

 

Puede consultar la carta mensual de Axa IM de febrero descargándose el siguiente archivo:

Lo más leído