Es la hora de los dividendos


En los próximos dos meses, las empresas iniciarán el anuncio y el pago de sus dividendos, un período fructífero para los inversores que buscan ingresos. En lo que va de año, el estilo de alto dividendo ha superado al mercado de renta variable global en torno al 2,5%. Creemos que este período de exceso de retorno no ha hecho más que empezar.

Durante la última crisis financiera, los dividendos se redujeron con excepcional dureza mientras las empresas, sedientas de capital, fueron acumulando efectivo. Las empresas del sector financiero - importantes pagadoras de dividendos - luchaban por sobrevivir. Antes de la crisis en 2007, el sector financiero global representaba un tercio de todos los pagos de dividendos. Este porcentaje cayó a menos del 25% al final del primer trimestre de este año.

Sin embargo, pensamos que al menos durante los próximos dos años los dividendos crecerán en dos dígitos y pueden superar el crecimiento de los beneficios. Hay un par de razones por las que esperamos que esto suceda.

Se ha recuperado la rentabilidad en las empresas

En primer lugar, se ha restaurado la rentabilidad en las empresas. Los ingresos globales han aumentado en un 50% desde el mínimo y este año seguramente superarán los niveles récord de 2007.

En segundo lugar, las empresas tienen el dinero disponible en sus balances. El “ratio pay out” ha descendido por debajo del promedio a largo plazo, lo que significa que los dividendos, hasta el momento, no han seguido a los ingresos. Por tanto, esperamos un importante aumento en los pagos de dividendos en los próximos meses de manera que el “ratio pay out” se acerque a su media a largo plazo.

Los dividendos pueden crecer más del 30% en los próximos dos años Este proceso de convergencia se encuentra todavía en una fase temprana. El crecimiento de los dividendos (últimos 12 meses) sólo se ha tornado en positivo mientras que el crecimiento de los ingresos sigue siendo cerca del 30%. Por eso creemos que este proceso tiene mucho más recorrido. Esto es también comprobable en el optimismo en las estimaciones de dividendos. Los analistas han actualizado consistentemente al alza sus previsiones de dividendos en los últimos 20 meses, incluso cuando los beneficios han comenzado a moderarse.

Teniendo en cuenta las previsiones de crecimiento de los beneficios del 16% para 2011 y del 14% en 2012, creemos que los dividendos podrían crecer más de un 30% acumulado en los próximos dos años.

Las empresas tienen confianza en los beneficios futuros

La única razón que podría impedir este proceso sería una falta de confianza de las empresas en la sostenibilidad o la calidad de sus beneficios. Una empresa no va a distribuir un dividendo si piensa que sus beneficios son de baja calidad. Sin embargo, estamos viendo un aumento en las operaciones de fusiones y adquisiciones (M & A) y una mayor voluntad de invertir, lo que a nuestro juicio son dos signos de confianza empresarial fuerte que, a su vez, refuerza nuestra previsión de dividendos.

Desde un punto de vista sectorial, Telecomunicaciones y Utilities ofrecen la mayor rentabilidad por dividendo. El rendimiento medio por dividendos de estos sectores es de 4,7% y 4%, respectivamente. Sin embargo, estamos menos confortables con el rendimiento del sector Utilities que con el de Telecomunicaciones, debido a su endeudamiento mayor y menor flujo de efectivo. El sector de las Tecnológicas de la Información (IT) está en la parte inferior de la lista con una rentabilidad por dividendo del 1,2%.

También creemos que como la base de inversores en los mercados desarrollados está envejeciendo, habrá un mayor enfoque sobre los dividendos como una fuente de ingresos, junto a instrumentos de renta fija. También el hecho de que los dividendos son más estables que los beneficios jugará un papel importante. Esto es aún más importante si tenemos en cuenta el crecimiento de los dividendos: en Europa, el crecimiento real anual de los dividendos en los últimos 40 años ha sido del 4,9%; en los EE.UU., el crecimiento real de los dividendos fue inferior en 1,7%, aunque esto incluye dos períodos de inflación de dos dígitos e ignora la parte cada vez mayor de recompra de acciones.

Los dividendos constituyen una parte importante de la rentabilidad total

Creemos que los dividendos ganarán en importancia en la explicación de la rentabilidad total para el inversor. Este es especialmente el caso en un entorno general de menores rentabilidades esperadas como el que prevemos. Durante los últimos 40 años, los dividendos representaron desde el 27% (Japón) al 35% (Reino Unido) de la rentabilidad anual total de los inversores. Como se ilustra en el siguiente gráfico, esto hace una gran diferencia en el largo plazo. De hecho, el interés compuesto es probablemente el mayor invento de la historia financiera.

Aunque los dividendos no son un buen indicador del rendimiento del mercado a corto plazo, nos sirve para reforzar nuestra opinión que - en relación a los mercados de renta fija – la renta variable no está cara.

Un indicador de uso frecuente es el ratio rendimiento de los bonos / rentabilidad por dividendo. A pesar del reciente aumento en el rendimiento de los bonos en Europa, la rentabilidad por dividendo está aún cerca de la rentabilidad de los bonos. Y aunque es menos obvio que hace dos años, su valor sigue siendo inferior al promedio a largo plazo.

Lo más leído