“Es esencial invertir en estrategias alternativas porque la volatilidad ha venido para quedarse”


La crisis de deuda europea, la incertidumbre en cuanto a la regulación y los desequilibrios fiscales a nivel mundial se han convertido en las principales preocupaciones de los inversores institucionales, una situación que ha tenido un claro impacto en el modo de aproximación al mercado. De hecho, la mayoría de los inversores institucionales en España (64%) ha cambiado su enfoque de gestión del riesgo en los últimos cinco años y ahora considera esencial invertir en estrategias alternativas para diversificar el riesgo de las carteras (60%).

Esta es la principal conclusión de la primera encuesta realizada a inversores institucionales españoles por Natixis Global Asset Management (NGAM), estudio que revela que el 94% cree que incrementar el uso de productos alternativos líquidos, como estrategias de renta variable macro o long-short, es uno de los medios más eficaces para gestionar el riesgo de las carteras. Es más: la mitad afirma que los activos tradicionales se encuentran excesivamente correlacionados entre sí como para proporcionar fuentes de rentabilidad específicas y que el mejor modo de atenuar la volatilidad del mercado es aumentar las asignaciones a activos no correlacionados.

Por otra parte, seis de cada diez encuestados considera que es necesario sustituir las técnicas tradicionales de diversificación y construcción de carteras. El mismo porcentaje (63%) indica que encerrarse en una estrategia long-only (tradicional) ya no sirve a los intereses de sus carteras. Sin embargo, los inversores españoles tienen un enfoque aún más amplio en la construcción de carteras y señalan una combinación más efectiva de gestión de riesgo, que incluye un aumento de asignaciones de renta fija (90%), activos no correlacionados (90%), renta variable global (87%), cobertura de divisas (87%) y asignación de riesgos (86%).

“Lo que buscan los inversores institucionales españoles son mejores respuestas a la volatilidad y el riesgo que generen rentabilidades más duraderas en condiciones de mercado difíciles”, comenta Hervé Guinamant, presidente y consejero delegado de Natixis Global Asset Management–Distribución Internacional. “Este compromiso con unas carteras más diversificadas que abarquen estrategias alternativas es una pauta que vemos en todas las regiones, según nuestra encuesta mundial.”

La crisis de deuda europea les quita el sueño

El 20% de los inversores institucionales españoles cita la crisis de deuda europea como una de las tres principales causas de volatilidad del mercado a lo largo de los dos próximos años; el 17% apunta a una posible desaceleración brusca de la economía china; y el 13% señala una recuperación económica mundial desigual. Por otra parte, el 23% dice que la crisis de deuda europea es uno de los tres mayores problemas que le quita el sueño, seguido del descubrimiento de fuentes de riesgo inesperadas en su cartera (17%), y la menor rentabilidad que amenaza al crecimiento de su organización (17%).

La inestabilidad política y económica mundial fue considerada por el 16% de los inversores institucionales de España como el principal problema para la gestión de las inversiones durante este año, seguida de los cambios en la política tributaria, la regulación y el gasto público (13%); el efecto dominó de la crisis/incertidumbre en Europa (13%), y la volatilidad del mercado (13%).

La volatilidad no desaparecerá

Nueve de cada diez inversores institucionales españoles pronostica que será difícil aumentar sus activos sin tomar un riesgo excesivo durante el próximo año, mientras que el 73% considera que la volatilidad del mercado no va a desaparecer. Sin embargo, dos terceras partes (67%) creen que la volatilidad, como las crisis, proporciona oportunidades de inversión.

Una mayoría sustancial (70%) de los encuestados considera que la gestión de la volatilidad del mercado es más difícil que la del riesgo de mercado y que la gestión del riesgo de cartera es más importante que la de la volatilidad del mercado. El 90% considera que es difícil cumplir los objetivos de rentabilidad total, mantener los objetivos de asignación de activos durante los periodos de volatilidad del mercado, y construir carteras para proteger el principal en mercados bajistas.

Las estrategias alternativas superarán la rentabilidad del año pasado

Entre los encuestados que invierten en productos alternativos, como hedge funds, private equity y fondos de inversión alternativos, el 89% está satisfecho con la rentabilidad de estas inversiones. Seis de cada diez esperan que las estrategias alternativas en las que están invirtiendo superen la rentabilidad del año pasado.

“Los inversores hacen bien en volver a evaluar sus métodos de gestionar y diversificar el riesgo”, afirma Guinamant. “Dadas las amplias y bruscas fluctuaciones del mercado que hemos presenciado en los últimos años, convertir el riesgo en una prioridad se trata de un ajuste sensato. Lo mismo ocurre en el caso de las inversiones alternativas, ya que ayudan a los inversores a crear carteras duraderas que pueden comportarse bien tanto en mercados alcistas como en bajistas”.

Preocupados por el impacto de la regulación

Casi nueve de cada diez inversores institucionales en España (87%) consideran que el ritmo escalonado de implementación de las reformas financieras en todo el mundo aumenta, y no disminuye, el riesgo sistémico. Por otra parte, el 84% considera que el alcance de la directiva para regular las inversiones alternativas, la directiva europea AIFMD, es demasiado amplia e impondrá a los gestores de fondos alternativos una normativa no concebida para los negocios o los riesgos que asumen.

Una clara mayoría (77%) considera que la mayor consecuencia, no buscada, de la reforma financiera mundial será una menor, y no mayor, transparencia, exposiciones a activos correlacionados y riesgos de contrapartida. Dos terceras partes (67%) entienden que los requisitos regulatorios de valoración a precios de mercado impiden que los inversores puedan aprovechar las oportunidades del mercado. Asimismo, el 83% considera que una regulación más estricta obligará a las compañías de inversión a localizar o aumentar su presencia en centros financieros emergentes menos regulados, como Dubai.

El estudio de NGAM es el resultado de una encuesta realizada a inversores institucionales con sede en España llevada a cabo por On Research entre junio y julio de este año. Los resultados han sido publicados por el Centro de Investigación de Construcción de Carteras Duraderas de NGAM y forman parte de una encuesta mundial realizada a 482 inversores institucionales de 13 países de Europa, Asia y Oriente Medio, así como de Estados Unidos y Reino Unido.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído