¿Es en realidad segura la inversión en bonos del Tesoro de Estados Unidos?


Aunque algunas publicaciones vienen reiterando que el proceso de desapalancamiento estadounidense ha concluido, lo cierto es que este proceso de reducción de deuda sólo se ha visto de una manera clara en un sector de la economía: el sistema financiero. Esta es al menos la visión de Russ Koesterich, responsable global de estrategia de inversión de iShares, quien se muestra convencido de que este fenómeno no ha llegado ni al Gobierno, ni a las empresas ni a los hogares de Estados Unidos. 

 

En un artículo publicado en su blog bajo en título “El gran mito del desapalancamiento”, Koesterich revela que, en esencia, la deuda del sector privado se ha estabilizado, mientras que la que corresponde al sector público se ha disparado en un intento de tratar de evitar el colapso del consumo. En este sentido, el “sucio secreto” que, a su juicio, se guarda Estados Unidos es el de un incremento de más de cinco billones de dólares de la deuda no financiera entre finales de 2007 y el tercer trimestre de 2011.  

 

“Para aquellos que creemos que los niveles de endeudamiento son insostenibles, los bonos del Tesoro de EEUU rindiendo al 2% pueden parecer un refugio no tan confortable”, asegura Koesterich. Pese a ello, “la mayoría sigue prefiriendo darle el beneficio de la duda al Gobierno de Estados Unidos y continuar prestándole dinero por el privilegio que supone el ser un lugar seguro en el que depositar su dinero”, afirma este experto.

Lo más leído