“Es de esperar que el precio del oro responda cada vez más a la dinámica de la oferta y la demanda”


Disminuyen los temores. El rally del precio del oro que siguió a la crisis crediticia reflejaba dos miedos; por un lado miedo a un caos financiero y político global y por otro, miedo a la inflación provocado por unas políticas monetarias poco ortodoxas, como la expansión cuantitativa. Además, desde 2009 el oro se había visto beneficiado por un incremento a largo plazo de la demanda para joyería y materiales electrónicos. Según explica J.P.Morgan AM en su último informe Market Insights, la caída del precio del oro este año, desde 1,599 dólares el 1 de enero, refleja la relajación de los dos miedos.

“Sin duda, el caos de la crisis de deuda de la eurozona aún continúa pero parece controlable, sobre todo desde la promesa del pasado verano del BCE de hacer lo que fuese necesario para salvar el euro. Mientras tanto, la inflación no ha subido a pesar de la compra de 6,5 billones de dólares (trillones americanos) de compras estimadas de bonos domésticos y de préstamos a instituciones financieras por parte de los bancos centrales en Estados Unidos, Reino Unido, Japón y la eurozona desde 2007”. Así pues, en la gestora creen que “es de esperar que a partir de ahora el precio del oro responda cada vez en mayor medida a la dinámica de su oferta y demanda”.

Noticias relacionadas

Lo más leído