“Es ahora cuando los gestores de calidad deben añadir valor”


“Estamos en un escenario en el que los gestores activos de alta calidad añaden valor. Una situación que se mantendrá por el momento, tanto en renta fija como en renta variable”. Para Lucía Catalán, responsable de Iberia de Goldman Sachs AM, 2010 no será un año en línea recta, según comentó en la apertura de la presentación realizada el pasado jueves en Madrid sobre los temas de inversión para 2010. Habrá que sufrir volatilidad y situaciones cambiantes del mercado. En este escenario, sus apuestas en renta variable son EEUU y los BRIC, mientras en renta fija se decantan por los bonos high yield y la deuda emergente.

“Estamos en un escenario en el que los gestores activos de alta calidad añaden valor. Una situación que se mantendrá por el momento, tanto en renta fija como en renta variable”. Para Lucía Catalán, responsable de Iberia de Goldman Sachs AM, 2010 no será un año en línea recta, según comentó en la apertura de la presentación realizada el pasado jueves en Madrid sobre los temas de inversión para 2010. Habrá que sufrir volatilidad y situaciones cambiantes del mercado. En este escenario, sus apuestas en renta variable son EEUU y los BRIC, mientras en renta fija se decantan por los bonos high yield y la deuda emergente. Javier Perez de Azpillaga, economista de Goldman Sachs International, espera un crecimiento global del 4,5% para 2010, inferior al 5% de años de crecimiento económico. Para la zona euro, el crecimiento sería del 1,3%, que en el caso español se traduciría en un negativo -0,6%. En este escenario no ve riesgo de inflación y no espera que la Reserva Federal suba tipos hasta 2011. Para España, cree que el ajuste inmobiliario puede durar aún uno o dos años. Para salir de la crisis, considera que España debe encontrar una estructura de costes competitiva, una mejora de la confianza empresarial y una mejora de las condiciones del crédito. Para Keving Ng, responsable de carteras de clientes de Goldman Sachs AM, la bolsa estadounidense presenta tres atractivos: sus compañías se benefician del crecimiento emergente y de otros países fuera de EEUU (un tercio de sus ingresos proviene de fuera de EEUU); cuenta con compañías con sólidos balances, y unas atractivas valoraciones. Además, a la hora de optar por el mercado estadounidense cree que las estrategias activas de generación de alfa son el camino. “Las compañías de elevada calidad se negocian con descuentos importantes frente al resto”, explica Ng. Este experto recuerda que en los diez años siguientes a un mínimo del mercado la rentabilidad anual del S&P 500 fue del 13,3%, frente a una ganancia anual del 4,2% en los diez años posteriores a un máximo bursátil. En renta fija, Blair Reid, director del equipo de gestión de renta fija y divisas de Goldman Sachs AM, advierte de que los dos últimos años no son representativos de lo sucedido en los mercados de renta fija. Durante 2008 los bonos corporativos y high yield sufrieron caídas del 3,8% y 27,7%, mientras que en 2009 las subidas ascendían al 15,7% y 47,6%, respectivamente. Unas rentabilidades que nadie tienen que ver con el 5% y 6,5% que ofrecían en escenarios normales de mercado, como entre 2000 y 2007. En el caso de los high yield, destacan la gran dispersión de los resultados entre productos, lo que abre nuevas oportunidades a los gestores más activos.

Empresas

Lo más leído