Erste AM prohíbe a sus gestores invertir en compañías de minas de carbón


Erste Asset Management ha excluido de sus fondos a las empresas que ingresen más del 30% de sus ventas por la explotación de minas de carbón. La entrada en vigor del Acuerdo de París (NB de cambio climático) es cada vez más probable. Para que sea una realidad debe estar firmado al menos por 55 países que representen como mínimo el 55% del total de las emisiones de CO2 en el mundo. Con India dentro del Acuerdo, ahora hay 62 países con el 52% de las emisiones globales. 

Debido a esta política, prácticamente todas las minas de carbón quedan excluidas de las carteras de fondos de la firma. Mientras que hasta ahora principalmente los inversores institucionales y las aseguradoras han dado este paso, Erste AM ha implementado esta política para toda su gama de fondos. "Para nosotros la exclusión casi total de las inversiones en las minas de carbón es un paso importante para alcanzar los objetivos climáticos globales. Ha sido el siguiente paso lógico para nosotros, habiendo excluido la explotación de carbón en nuestros fondos sostenibles a principios de año,” explica Heinz Bednar, consejero delegado de la entidad.

En los fondos sostenibles que comercializa la entidad van un poco más allá. Las compañías eléctricas que obtengan más de un 20% de su energía a partir de carbón serán excluidas. En agosto ya comenzaron a vender los valores identificados de sus fondos. Si se tuvieran en cuenta a todas las empresas afectadas por la exclusión en las áreas de la industria básica y la energía del índice MSCI World, la ponderación de estos sectores disminuiría alrededor del 2%. De acuerdo con los cálculos realizados por Erste, la intensidad de CO2  según el índice de referencia de MSCI mundial disminuiría alrededor del 32% en este caso. Esto significa que la intensidad CO2 de las compañías restantes del índice MSCI mundial sería un 32% menor.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído