Eric Bendahan, de Oyster: “Las condiciones del mercado son ideales para los stock pickers”


La convergencia de las valoraciones en los mercados europeos de renta variable presenta un entorno de inversión “ideal” para los stock pickers, que cuentan con oportunidades de inversión “masivas”. Para Eric Bendahan, gestor del fondo Oyster European Opportunities, las empresas con mayor potencial de crecimiento y exposición a los mercados emergentes cotizan a los mismos múltiplos, o sólo ligeramente mayores, que aquellas centradas en el negocio doméstico, un entorno que hay que aprovechar.

Sobre todo, eligiendo firmas con modelos de negocio diferenciado del resto, compañías familiares con estrategias a largo plazo y capacidad para ejecutarlas independientemente de la evolución cortoplacista de los mercados, además de aquellas cuyas acciones y bonos presenten una divergencia de valoración (como ocurre con las financieras, más valorada en el mundo del crédito, lo que refuerza su optimismo). También está atento a las firmas con cambios en su equipo de gestión, que pueden dar un giro interesante a su negocio.

Por eso, a la hora de construir la cartera del fondo, Bendahan apuesta por una cuidadosa selección de valores, mostrando preferencia por las acciones que reúnan crecimiento, calidad y presencia en los mercados emergentes, que registrarán un mayor crecimiento que un mundo desarrollado afectado por la ralentización económica, si bien evitará la recesión. “Si este año la contribución al crecimiento global de los mercados en desarrollo era de entorno al 60%, el año próximo será de entre el 70% y el 80%”, afirma Bendahan. De ahí que apuesten por temas como el consumo emergente, más aún cuando las perpectivas económicas en Europa son mixtas y las estimaciones de crecimiento de los beneficios empresariales parecen “demasiado optimista”. Una estrategia siempre presente en la cartera de su fondo, cuyos valores generan más del 50% de sus beneficios y el 40% de sus ventas en los emergentes.

De hecho, y aunque cree que los mercados europeos podrían subir entre un 5% y un 8% en 2010, debido a una infravaloración absoluta del 20% de sus bolsas y también relativa con respecto a los activos de deuda y monetarios, se muestra cauto a medio plazo. “Los flujos de entrada en los fondos de renta variable tardarán en llegar, debido a la volatilidad de los últimos años y por eso no esperamos un rally significativo a medio plazo, sino que tardará en llegar”, afirma, lo que no impedirá que los buenos stock pickers puedan beneficiarse de atractivas historias como el consumo emergente.

Bendahan también apuesta por otros temas como la inversión empresarial, las propuestas de bajo coste, las fusiones y adquisiciones (que ahora juega a través del interés que genera Prudential, su mayor participación en la cartera, además de otras firmas) o las infraestructuras intangibles. “Sectores como la educación, la salud, los medios de comunicación, los servicios financieros o la tecnología han dirigido el crecimiento de la renta per cápita en países como Israel, Corea del Sur o Taiwán en los últimos años”, explica el gestor. Por el contrario, descarta las compañías expuestas al sector público, de elevadísima capitalización bursátil volcadas en el mercado nacional, valores cíclicos caros o con balances apalancados.

Creer en la cartera

El fondo está compuesto por unos 80 valores, la mitad de los cuales acumula una fuerte concentración de entorno al 70% de los activos. El 30% restante se posiciona en compañías de pequeña y mediana capitalización que suelen ser historias de largo plazo con gran potencial de crecimiento (superior al 15% anual) que juegan el papel de la diversificación, como Amadeus, Lindt o Domino’s Pizza.

Por sectores, la mayor presencia es para las firmas financieras, con más del 20% de los activos. “Muchos las infraponderan, algo lógico porque de media está afrontando un entorno de desapalancamiento y crecimiento limitado, pero nosotros apostamos por modelos de negocio diferenciados, baratos y con fuerte crecimiento”, afirma. En su cartera figuran compañías como Standard Chartered, Prudential, UBS o HSBC. “La renta variable ha quedado rezagada con respecto a la renta fija privada en este segmento y eso es buena señal”, asegura, pues el mercado de crédito es más optista con las financieras.

El consumo básico copa el 15% de la cartera del Oyster European Opportunities, un sector que sobreponderan en la gestora, apostando por firmas como BAT, Jeronimo Martins o Carlsberg. Salud e industriales copan más del 10% cada una, en este último caso centrándose en firmas muy específicas, pues en los últimos tiempos se han visto obligados a tomar beneficios. Entre las firmas de consumo no básico, destaca Inditex, que encaja dentro del perfil que le gusta, firmas familiares con proyectos muy atractivos, potencial de crecimiento y exposición a emergentes. El fondo cuenta con activos de unos 2.000 millones de euros, el 40% menos que en sus máximos de 2007.

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído