Enrique Marazuela (BBVA Banca Privada): "Pese a las turbulencias de Brasil, somos optimistas con los bonos emergentes en moneda local"


En líneas generales, la situación económica sigue siendo la misma, con una moderada recuperación de la actividad, y aunque los profesionales de la inversión preferirían un entorno político más estable (con un Emmanuel Macron ataviado de una mayoría parlamentaria en Francia, un Estados Unidos dentro del Acuerdo de París por el cambio climático o un Brasil sin corrupción), estos factores no alteran su visión macroeconómica. Así lo afirma Enrique Marazuela, director de Inversiones de Banca Privada de BBVA, en el último vídeo corporativo de la entidad.

En él, pone en contexto la visión de la firma sobre temas de mercado tan actuales como la inflación, la actuación de la Fed, la renta variable, la renta fija o la evolución del petróleo, entre otros aspectos.

Según Marazuela, la inflación se encuentra en un punto adecuado, “lo suficientemente alta para descartar un riesgo de deflación y lo suficientemente baja como para que estemos en la zona de confort de los bancos centrales”. En lo relativo a estos últimos y, en concreto, en lo que respecta a EE.UU., la banca privada de BBVA espera tan pronto como este mes de junio una subida de tipos de interés por parte de la Fed desde el 1% hasta el 1,25%. “Estamos de acuerdo con el mercado. Si no subiera tipos la Fed, se descontaría como un signo de debilidad de la economía norteamericana”, afirma.

Renta variable: la incondicionalidad de Europa

BBVA Banca Privada continúa siendo optimista en renta variable y, en la medida en que la mejora macroeconómica es “bastante uniforme”, favorece en las carteras de sus clientes tanto mercados emergentes como desarrollados. “Dentro de los mercados desarrollados vemos más potencial de regularización”, reconoce Marazuela, “y esta regularización es más incondicional en el caso de Europa que en EE.UU.”. También habría que destacar el buen momento de resultados que, además de las razones macro, justifica su optimismo en torno a la renta variable.

Renta fija: los emergentes, en moneda local

“No somos compradores de bonos soberanos europeos”. Así de rotundo se muestra el director de Inversiones. “El bono alemán, con una rentabilidad ligeramente por debajo del 0,4%, está todavía muy lejos de lo mínimo que le pediríamos a un bono en la expectativa de inflación, que la del BCE es el 2%. Tampoco nos parece atractivo el bono español con un diferencial aproximado de 120 puntos básicos”, asegura.

En el terreno de los bonos corporativos, por su parte, la situación es neutra. Sin embargo, “pese a las turbulencias de Brasil, que pueden afectar al mundo emergente, seguimos siendo optimistas con los bonos emergentes en moneda local”, una de las grandes apuestas del momento en la banca privada de BBVA.

El petróleo: al alza a corto plazo pero a la baja a medio plazo

La gran duda de los expertos siempre suele rondar sobre las materias primas y el petróleo, con un precio difícilmente pronosticable. “Somos conscientes de que el acuerdo de la OPEP, por el que se prorroga la limitación de la producción de crudo, tiene un efecto alcista sobre el mercado de petróleo. Pero, por otra parte, el incremento de la producción de EE.UU., así como el incremento de los pozos, auténtico indicador adelantado de esa producción, hace que nuestra visión sobre el precio del petróleo en el medio plazo sea bajista”, explica. En el corto plazo, prevé Marazuela, el crudo podría moverse en un rango de entre 40 y 45 dólares por barril.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído