Enfoque por temáticas en crédito, con Schroders


La gestión está pasando por una etapa compleja en la que resulta más difícil de lo habitual conseguir una combinación ganadora. Una selección de activos diversificada, de acuerdo con criterios bien definidos, puede rendir mayores retornos, con menor riesgo, siempre que se siga un proceso disciplinado para alcanzar los objetivos marcados.

De todos los tipos de activo, posiblemente la renta fija sea la más difícil en cuanto a conseguir una rentabilidad consistente en cualquier entorno de mercado. Es el reto que se propone SCHRODER ISF EURO CORPORATE BOND, un fondo que en su clase A de acumulación en euros gana un 3% por rentabilidad en el año. Para conseguirlo, adopta un enfoque de inversión centrado en temáticas específicas combinado con un análisis de crédito a futuro.

Invierte su cartera en títulos de renta fija denominados en euros y emitidos por gobiernos, organismos públicos y emisores supranacionales y empresariales. Como máximo incluirá un 20 de los activos netos en valores emitidos por gobiernos, correspondiendo el 80% restante mayoritariamente a emisiones corporativas con grado de inversión.

El gestor del fondo es Patrick Vogel, incorporado a Schroders en 2012 como director de Crédito, cargo que mantiene actualmente. Con anterioridad fue director de Gestión de Crédito Europeo en Legal & General Investment Management, tras algunos periodos en Deutsche Bank y Frankfurt-Trust. Es licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Johan Wolfgang Goethe, en Frankfurt, contando con la calificación AAA de Citywire.

Para identificar las principales temáticas que impulsan los diferentes sectores de renta fija, adopta un en foque top-down, centrándose en construir fuentes de alfa de baja correlación a la vez que minimiza el riesgo. El equipo se apoya para la selección de valores en su plataforma propietaria de renta fija global, que combina su experiencia en todos los sectores de renta fija.

Aunque el fondo invierte principalmente en el mercado de crédito europeo, los mercados financieros de todo el mundo están cada vez más interrelacionados, por lo que cualquier acontecimiento puede tener repercusiones directas e indirectas sobre los emisores europeos. La plataforma de renta fija de Schroders reúne a su equipo global de especialistas en renta fija, permitiéndoles compartir el análisis interno y generar perspectivas para los mercados globales a medio plazo. A partir de esa información, los equipos de crédito europeo identifican las temáticas de inversión con potencial y trabajan con el equipo de análisis para incorporar dichas temáticas en la selección de valores.

El mercado europeo de bonos corporativos está bien diferenciado por regiones, sectores y empresas, así como por calidad de crédito. Para ofrecer una rentabilidad superior de manera consistente es esencial implantar un proceso de inversión innovador y emplear todos los recursos a la disposición del equipo gestor para desarrollar temáticas de inversión diversificadas por horizonte y estilo.

El equipo de renta fija global de Schroders está integrado por especialistas en sectores y clases de activos de todo el mundo. Combinan procesos exclusivos de investigación top-down con análisis de crédito fundamental en el marco de un disciplinado procedimiento de análisis. Para una mayor optimización en la selección de valores, los analistas de crédito de Schroders trabajan en colaboración con un consolidado equipo de análisis de renta variable, permitiéndoles adquirir una profunda comprensión de las empresas que cubren.

El proceso inversor pasa por una primera fase de selección de múltiples temáticas a futuro, aplicadas en la selección de emisores mediante su exclusivo análisis de crédito a lo largo de diversos horizontes temporales. Para definir la estrategia de crédito, se apoyan en reuniones mensuales en las que evalúan los enfoques de crédito top-down e identifican los posibles riesgos y oportunidades. Cuentan también con herramientas exclusivas para el análisis cuantitativo de crédito y de valor relativo y con una gestión de riesgo integrada en la gestión de cartera y en los procesos adicionales de supervisión independiente.

La cartera final incluye entre sus mayores posiciones emisiones de AT&T (2,50%) Vonovia Finance (1,90%) Yorkshire Building Society (1,80%) Bank of Ireland (1,80%)  FCA Capital Ireland (1,50%) e Intesa Sanpaolo (1,50%). Por país, la mayor ponderación corresponde a Reino Unido (20,50%) Francia (14,60%) EEUU (14%) Alemania (10,60%) e Italia (8,30%) mientras que por calificación BBB (54,50%) A (20%) AA (9,50%) y AAA (1,50%) representan los mayores pesos en la cartera del fondo.

Por rentabilidad el fondo se posiciona entre los mejores de su categoría VDOS Deuda Privada Euro, en el primer quintil, de forma sostenida en los últimos cuatro periodos anuales (2013-2016). A tres años, registra un controlado dato de volatilidad de 3,26% y de 4,48% a un año. En este último periodo, su Sharpe de 0,43 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, es de 0,98 por ciento. La suscripción de este fondo requiere una aportación mínima de 1.000 euros, aplicando una comisión fija de 0,75% y de depósito de hasta 0,30%.

En general, la visión del equipo gestor de los fundamentos de crédito en euros sigue siendo optimista. Son conscientes de que los niveles de apalancamiento en Europa no van a ser favorables para siempre, pero creen que han vuelto a su media a largo plazo y los beneficios aún parecen estables. Por otra parte, el programa de expansión cuantitativa del Banco Central Europeo, especialmente desde que incluyó la deuda corporativa, elimina los impedimentos restantes para que aumente el apalancamiento y no observan que los anteriores coeficientes de endeudamiento se incrementen de modo alguno. Todavía no es motivo de preocupación para el equipo pero continuarán controlando esta situación.

Dado el contexto macroeconómico positivo, a pesar de la acusada recuperación en las valoraciones de los bonos corporativos, el equipo gestor ha reducido su convicción en el crédito en euros a una posición ligeramente por encima de lo neutral. Aunque reconocen la incertidumbre que rodea al Brexit, siguen siendo moderadamente positivos con respecto a los mercados de crédito en libras esterlinas. Si bien es cierto que los inversores deben tener en cuenta las emisiones de liquidez en el mercado de la libra.

El enfoque de inversión en crédito basado en temáticas especificas a largo plazo está generando unos excelentes resultados en este fondo respecto a su categoría, de forma sostenida, en los periodos a uno, dos y tres años, obteniendo la calificación cinco estrellas de VDOS.

3cdd27293ca101fd

Para información más detallada, ver ficha.

Archivos adjuntos

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído