“Encontrar valor añadido más allá de un alto dividendo es un arte”


La búsqueda de ingresos en este mundo de bajas rentabilidades ha provocado que aumente el interés por las acciones de compañías que pagan dividendo. Sin embargo, “a medida que aumenta el interés, la valoraciones se complican. Aún así, no hay razón para que los inversores teman: las valoraciones no están en el extremo y los dividendos todavía son más atractivos que muchas opciones dentro de la renta fija”, aseguran los expertos de Legg Mason Global Asset Management, quienes consideran que “para poder atrapar más valor, las estrategias de renta variable clasificadas como 'income' necesitan hacer mucho más que simplemente escoger las acciones con mayor dividendo”.

En un artículo publicado por la gestora estadounidense, el equipo de expertos de la firma indica que una compañía puede no estar pagando el mayor dividendo en este momento, si bien éste puede estar creciendo con fuerza y además la compañía podría estar vendiendo con descuento, en términos de PER, respecto a empresas con mayor dividendo pero menor crecimiento del mismo. “Por supuesto, un alto dividendo es algo muy bueno en muchos casos, pero la tasa de crecimiento es igualmente importante”, afirma.

Según la gestora, un alto dividendo por sí mismo podría simplemente esconder el precio maltratado de la acción de una compañía con dificultades que pronto tendrá que reducir su dividendo. “Sin embargo, una tasa de crecimiento sólida y constante indica la habilidad de generar liquidez de forma consistente por encima de las necesidades del crecimiento del negocio. Además, las perspectivas para el crecimiento de los dividendos son muy positivas; los balances están en forma y, en muchos casos, inundados de liquidez, lo que ofrece a las compañías una importante flexibilidad financiera para aumentar el reparto de dividendos”, señalan.

A juicio de la entidad estadounidense, esto puede convertirse en algo clave durante los próximos años, ya que los inversores buscan el crecimiento del dividendo para poder aguantar el ritmo de subidas de la inflación. En opinión de Legg Mason Global AM, aunque la remuneración que las empresas pagan a sus accionistas es un factor muy importante a la hora de acercarse al mercado, “encontrar valor añadido más allá de un alto dividendo es un arte”.


 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído