“En un mercado tan errático, comprar y mantener no es siempre lo más interesante”, advierte BME


“En un mercado tan errático como el actual, en el que se ha demostrado que la operativa inversora de comprar y mantener no es siempre la más interesante, el inversor cuenta con diferentes opciones para optimizar su cartera”, advierte Beatriz Alonso, subdirectora de Renta Variable de BME. Entre estas opciones, se encuentran algunas como el trading a corto plazo o el aprovechamiento de los movimientos laterales para plazos más largos, según han explicado BME y Société Générale, organizadores del Ibex Trading Day, un evento destinado a explicar a inversores e intermediarios financieros los distintos tipos de índices Ibex 35 que existen en el mercado español y los productos cotizados referenciados a los mismos. “Hay espacio para la gestión activa y para la gestión pasiva”, recuerda Alonso.

Sin embargo, “en España no estamos haciendo uso de la potencialidad que tienen estos productos como sí hacen en otros países como Italia, que está a años luz de donde estamos nosotros”, critica Adrián Juliá, director global de Distribución de Productos Cotizados de Société Générale Corporate and Investment Banking (SG CIB). “El inversor minorista no los incorpora en cartera porque piensa que están dirigidos a inversores institucionales”, explica Juliá.

Así, mientras la gama de índices en torno al Ibex 35 crece (con Dividendos, con Dividendos Netos, Impacto Div o Capped Net, así como los diversos tipos de Inversos y Apalancados), también lo hace el número de productos cotizados referenciados a estos.

Entre los principales, se encuentran algunos muy conocidos como los ETF, los cuales, según Juliá, “aúnan ventajas de los fondos de inversión, como la diversificación, y de las acciones, como la sencillez y la flexibilidad”. No obstante, no son los únicos. También existen productos antiguos como los warrants u opciones (“especialmente atractivos para tendencias alcistas o bajistas”, a juicio de Juliá), así como otros de corte más moderna como los multi (que permiten multiplicar hasta varias veces la evolución diaria del Ibex 35 con apalancamiento diario y constante y “adecuados para el trading”), los inline (útiles para mercados laterales) o los turbos (que ofrecen un apalancamiento extremo).

Objetivo: el inversor autónomo

Pero, ¿cuándo será el gran momento de estos productos en España y a quién irán dirigidos? Esa es la gran pregunta que se hacen desde SG CIB. “Nuestra ambición no es captar dinero saliente de depósitos, porque estos productos no son sustitutivos de los depósitos”, aclara Juliá, que establece un perfil del inversor tipo en esta clase de productos: “aquel que gestiona parte de su patrimonio personalmente”.

Aun así, tal y como pronostica, “la realidad es que, hasta que la situación económica no mejore, será difícil verlo”. Para ello, “es necesario que repunten la macroeconomía del país y la evolución del Ibex 35”, además de que los españoles “aumenten su cultura financiera”, contextualiza Juliá.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído