En tiempos de crisis, un buen cupón y regalos de opciones


Para Aran Gordon, responsable de inversiones de renta fija de Aviva Investors, el inversor puede encontrar interesantes oportunidades en el mundo de los high yield. En las recientes jornadas celebradas en Madrid, resaltó el atractivo que ofrecen los ángeles caídos (grandes compañías que ven caer su rating), que representan en la actualidad uno de cada cuatro dólares de las emisiones en el mercado high yield. En su opinión, los atractivos cupones que ofrecen estos bonos ofrecen una importante contribución a la rentabilidad total de los high yield. “Aunque el mercado espere un alto volumen de impagos y una baja tasa de recuperación, los elevados cupones de estos bonos pueden compensar esta situación”, explica Gordon.



En el peor de los escenarios, con una tasa de impagos del 20% y recuperando sólo el 25% de ellos, los ingresos esperados por los cupones (en torno al 11,6%) limitarían las pérdidas al 3,8%. Con un escenario en línea con las previsiones de Moody’s (impagos del 15% y recuperación del 30%), los cupones del 11,9% permitirían alcanzar rentabilidades anuales del 12,7%. Para Gordon, los atractivos cupones actuales son una de las ventajas distintivas del mercado de bonos de alta rentabilidad.



A la hora de diseñar la cartera de su fondo, intenta limitar los riesgos existentes fuera del mundo de los high yield. En este sentido, cubre el riesgo de las divisas; no toma riesgos en mercados emergentes; no invierte en productos estructurados como los ABS; los bonos con grado de inversión no pesan más del 15%, y tiene un máximo del 10% en liquidez. Así mismo, diversifica por sectores (con un mínimo de 15% sectores en cartera y ninguno que supera el 20% de ésta) y por emisores (ninguno más del 3,5%).



Pero las oportunidades no están sólo en los high yield. Los convertibles son otra de las oportunidades que ven en la casa. Para el especialista de productos cuantitativos y convertibles de Aviva Investors, Nahum Tabet, los bonos convertibles se encuentran ahora con un descuento elevado. La diferencia entre valor de mercado y valor real en las cien mayores de emisiones de convertibles, es ahora del 4% y en octubre llegó a ser del 18%. Según Tabet, no deberíamos olvidar que la rentabilidad actual de los bonos convertibles es similar a la de los de alta volatilidad, aunque el 60% de los convertibles son emisiones de grado de inversión.



El castigo sufrido en los precios de los bonos convertibles ha provocado que se valore a cero el precio de la opción que integra el convertible. “Si en el futuro el precio de la acción a la que va vinculada el convertible se recupera, la opción, que ahora vale cero, debería tener un valor”, explica Tabet. Es decir, al comprar convertibles, el mercado ofrece una oportunidad de hacerse gratis con una opción sobre un valor.



Presentación Aviva High Yield

Presentación Aviva Convertibles