¿En qué recortarían los españoles en caso de reducción de sus ingresos?


El gasto en salir a comer fuera y en arte y antigüedades sería lo primero a lo que renunciarían los inversores españoles que tuvieran que enfrentarse a un descenso de sus ingresos del 20%. Así se desprende de un estudio elaborado por Schroders que pone de manifiesto que uno de cada cuatro encuestados estaría incluso dispuesto a deshacerse de su segunda residencia para afrontar lo que supondría una pérdida de poder adquisitivo. 

 

Sin embargo, el estudio, elaborado a partir de una encuesta a 1.400 inversores de rentas altas de diez países europeos, también refleja que los inversores españoles son los que probablemente menos recurrirían a sus ahorros para complementar sus ingresos si llegaran a experimentar una reducción importante de los mismos. De hecho, sólo el 4% admite que recurriría a sus ahorros a corto plazo. 

 

En este sentido, el número de europeos dispuestos a echar mano de sus ahorros a corto plazo (18%) es más de cuatro veces superior al  de españoles. “Sin embargo, los inversores de la mayor parte del resto de países europeos eran más protectores en relación con sus inversiones a largo plazo y sus planes de pensiones”, señala el informe. 

 

Tan es así que uno de cada siete inversores españoles (14%) asegura que las aportaciones a sus planes de inversión estarían entre las primeras cosas de las que prescindirían si tuvieran que enfrentarse a un descenso del 20% de sus ingresos, un porcentaje que duplica al de sus homólogos europeos, mientras que sólo el 8% reconoce que dejaría de pagar la hipoteca. 

 

Según Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal, “los datos del estudio confirman la inclinación hacia el corto plazo del inversor español, que al contrario del resto de inversores europeos, prefiere posponer sus planes de inversión a largo plazo para atravesar este difícil momento económico”.

 

Puede conocer el resultado del estudio a través del siguiente documento:

Lo más leído