Tags: Renta Variable |

En qué invierte el fondo español más rentable de 2019


A pesar del pesimismo de los inversores, que se refugiaron en los productos más conservadores durante el año pasado, los fondos de inversión han pulverizado récords de rentabilidad en 2019.

Según los datos de Morningstar, los productos domiciliados en España han obtenido una rentabilidad media algo superior al 8%. Y el 88% de los fondos han cerrado el año en positivo, según los datos disponibles. Eso sí, el comportamiento de ellos ha sido bastante desigual, ampliándose bastante la brecha entre los mejores y peores productos.

De lo que no hay duda alguna es de que el mejor ha sido Merch-Oportunidades, al obtener una rentabilidad del 74,21% a cierre del año. Aventaja en casi nueve puntos porcentuales al siguiente mejor y triplica la rentabilidad de la renta variable. Por contextualizar, la bolsa española cerró el año con un alza del 11,82%, la mayor desde 2013. Sin embargo, es la mitad de lo que subió el alemán Dax 30 (25%) y un tercio de lo que lo hicieron el francés Cac 40 (27%) o los estadounidenses S&P 500 (28%) y Nasdaq (36%), entre otros índices.

Pertenece a la categoría de mixtos según Morningstar y a cierre de año tenía el 84% de la cartera en renta variable a través de 52 posiciones. Las que más pesaban eran Shake Shack (una cadena estadounidense de restaurantes de comida rápida), la automovilística Renault, Ubisoft Entertainment (empresa desarrolladora y distribuidora francesa de videojuegos, responsable de sagas como Assassin’s Creed o Tom Clancy’s), Freeport-McMoran (una minera de cobre y oro que cotiza en) y la teleco Nokia.

A nivel sectorial, materias primas es el sector que más pesa en el porfolio (17%), seguido de automóvil (14%), alimentación (9%) y semiconductores (9%). Según Jesús Imas, gestor del fondo, una de las claves de este producto ha sido “ser consistentes con las ideas que teníamos en 2018 y que por cuestiones ajenas a las compañías no se habían visto esas revalorizaciones”. Una de sus grandes posiciones ha sido en semiconductores, una apuesta que “explica la gran subida del fondo en la primera mitad del año y que durante el curso del año hemos seguido aunque no con tanta intensidad, sí con la inversión en compañías que habían sufrido bastante por cambio de equipo directivo o una percepción negativa del mercado”.

Por otra parte, el fondo tiene una posición fuerte en compañías cíclicas, del sector minero con más exposición a tendencias seculares a largo plazo (cobre, litio, etc). Durante 2019, también ha aumentado su exposición al sector industrial y ha jugado la apuesta por las telecomunicaciones. Al contrario, es una cartera que se carateriza por tener muy poca exposición al sector bancario y bastante limitada al sector salud, cuenta Imas.

Este producto, que nació en el año 2003, está gestionado por Merchbanc, que pertenece a Andbank Wealth Management. Actualmente atesora un patrimonio de unos diez millones de euros y lo cierto es que durante los últimos años ha tenido un comportamiento bastante volátil. En 2015 bajó un 18,59%, que compensó con un alza del 37,40% en 2016. A pesar de que el año siguiente apenas se movió (-0,58%), en 2018 volvió a caer un 37,96%, según los datos de Morningstar.

Así las cosas, el fondo ha ofrecido una rentabilidad anualizada del 1,92% a cinco años y del 3,42% en la última década.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído