En los albores de una relajación monetaria en China


En un contexto de desaceleración económica mundial y de disminución de las exportaciones hacia los países desarrollados, China ha tenido la difícil tarea de mantener un ritmo de crecimiento constante al tiempo que hacía frente a una elevada tasa de inflación, una burbuja que inflaba el precio de los activos inmobiliarios y un creciente endeudamiento del país como consecuencia del paquete de estímulos puesto en marcha por el Gobierno a raíz de el colapso de Lehman Brothers.  

 

Puede conocer la opinión de Frabrice Jacob, CEO y socio fundador de JK Capital Management, descargándose el siguiente archivo: