"En la próxima década, la sostenibilidad de las pensiones se convertirá en un problema paneuropeo"


“En los próximos diez o quince años, la sostenibilidad de las pensiones se convertirá en un problema paneuropeo y por eso en Carmignac Gestion queremos ser parte de la solución”. Así explicaba Didier Saint-Georges, miembro del comité de inversiones de la gestora francesa, la participación de la firma como patrocinador exclusivo del informe 'Saving for Retirement and Investing for Growth' (Ahorrar para la jubilación e invertir para el crecimiento) presentado ayer en París.

El estudio, desarrollado conjuntamente por el Centro de Estudios Políticos Europeos (CEPS) y el Instituto Europeo de Mercados de Capitales (ECMI), formula recomendaciones destinadas a impulsar el crecimiento económico y a abordar el déficit del sistema de pensiones en Europa y aboga por un marco normativo europeo que facilite la creación de soluciones de inversión a largo plazo sencillas, estandarizadas, accesibles y de calidad para inversores particulares europeos. No en vano el patrimonio de los hogares supone más de la mitad del patrimonio financiero total del Viejo Continente.

“En Europa hay una gran tradición ahorradora, pero ese ahorro no se canaliza hacia la inversión a largo plazo”, afirma el presidente del CEPS Karel Lannoo. “Las familias invierten sus ahorros en productos líquidos, por lo general poco rentables y con unos costes de gestión elevados”. Según los datos del estudio, en el periodo 2007-2011, solo los planes y fondos de pensiones de Dinamarca y Alemania registraron rentabilidades reales netas anuales positivas, mientras que la media de la Unión Europea se situó en un -1,11%.

Ante esta situación, el informe patrocinado por Carmignac Gestion propone crear un producto paneuropeo para fomentar el ahorro y la inversión a largo plazo “al estilo UCITS, un producto sencillo, transparente y seguro, el ‘pasaporte europeo’ del ahorro”, en palabras de Jean-Baptiste de Franssu, consejero independiente de Carmignac Gestion y ex presidente de la Asociación Europea de Fondos y Gestión de Activos (EFAMA).

“Ahora mismo hay inversores particulares que invierten en fondos y en sicavs con la mirada puesta en el largo plazo, pero estos productos no abordan cuestiones básicas de las pensiones, como los sistemas de capitalización o de reparto, las reglas de diversificación o las ventajas fiscales”, afirma De Franssu. “Además −señala Karel Lannoo− las exigencias de liquidez de las sicavs limitan las inversiones a largo plazo en activos ilíquidos, como inmuebles o infraestructuras, cruciales para el crecimiento europeo”.

Por último, ante aquellos a quienes les preocupa que un producto de ahorro para la jubilación pueda estar expuesto a inversiones de riesgo, Didier Saint-Georges pone el ejemplo del Carmignac Patrimoine, un fondo mixto, diversificado y flexible, que persigue preservar el capital de los partícipes. “El Patrimoine es un producto que está disponible prácticamente en toda Europa, que ofrece liquidez diaria y cuya rentabilidad no está garantizada. Sin embargo, su éxito reside en que el perfil de rentabilidad-riesgo del fondo está adaptado al nivel de tolerancia al riesgo de los inversores y a que su tamaño (unos 25.000 millones de euros en activos bajo gestión) le permite acceder a la información de mayor calidad y ofrecer un nivel de servicio y de control de riesgos superior con comisiones reducidas, lo que redunda en la generación de rentabilidad”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído