En este punto del ciclo, ¿conviene más ser value o growth? Nicolas Walewski responde


Definitivamente, la normalización monetaria es el nuevo gran tema de conversación entre los participantes del mercado. La corrección vista esta semana ha sido la última evidencia de que los mercados están tomando nota de un posible cambio de régimen, y también lo están haciendo los gestores de fondos. “Concentramos nuestro stock picking en compañías que presenten un fuerte crecimiento de los beneficios y unas valoraciones inferiores a esa tasa de crecimiento. Evitamos a las compañías con alta expansión de múltiplos y crecimiento lento de los beneficios, pues inevitablemente serán vulnerables a las subidas de tipos. Llevamos así un año y medio, y es lo que creemos que hay que hacer en un entorno de tipos al alza”, resume Nicolas Walewski.

Cambio de perspectiva

El fundador y gestor principal de Alken viene de cerrar un 2017 en el que funcionó su apuesta alcista. Sabedor de que no hace falta cambiar mucho las cosas que funcionan en el largo plazo, ha efectuado pocos cambios en las carteras de sus fondos. En una presentación celebrada en Madrid, optó de hecho por centrar sus comentarios en el fondo estandarte de la casa, el Alken Fund European Opportunities, calificado como Blockbuster Funds People.

De manera interesante, el cambio de ciclo ha llevado Walewski, conocido por su enfoque en valoraciones y precios, con un sesgo contrarian, – por lo que suele ser encasillado en la etiqueta value- a hacer algunos comentarios más enfocados al crecimiento.

Por ejemplo, el sector con mayor peso en cartera es consumo discrecional (27,56%), con preferencia por el segmento de ventas minoristas. “Cuando inviertes en retail quieres ser un inversor growth, no value. Lo que quieres determinar es qué potencial alcista o bajista va a tener la compañía, el PER no es tan importante mientras que demuestren que pueden seguir creciendo”, afirma el gestor. Un ejemplo de esta filosofía ha sido la reciente inversión en Carrefour, un valor que Walewski sigue desde los ochenta. Su tesis actual de inversión es que el mercado es demasiado pesimista con los planes de crecimiento de la compañía a pesar del cambio directivo.

Esta apuesta por las ventas minoristas responde en parte a la selección por fundamentales, pero también a la visión macro del gestor, que afirma que el consumo en la zona euro está en buena forma, tanto el individual como el corporativo: “Después de una década de desapalancamiento, muchas compañías están empezando ahora a invertir, y esperamos que esto dure al menos entre tres y cuatro años. Paralelamente, hemos visto la vuelta del consumidor desde 2016, sin una gran caída de la tasa de ahorro”. Walewski afirma que los consumidores europeos “serán capaces de aceptar precios más elevados en materiales industriales y de las materias primas, y unos tipos más elevados durante algún tiempo, antes de que empiece a perjudicarles”.

Para el veterano inversor, “el corolario de este periodo de endeudamiento y baja inversión es que los bancos centrales han proporcionado mucha liquidez al sistema, que ha inflado el precio de los activos. Hoy, la gente tiene mucho dinero y tiene que invertirlo en alguna parte”. En su opinión, en este nuevo entorno se producirá “una lenta revalorización de los activos, pero no necesariamente afectará tanto a la renta variable como a la renta fija”. 

También es reseñable la tesis de inversión en materiales industriales, que supone la segunda mayor ponderación en cartera, con un peso del 20,31%. La preferencia es por el segmento de las mineras, siendo Glencore Xtrata el quinto valor con mayor peso en cartera, un 5,05%. En este caso, el gestor argumenta que las compañías del sector han sabido recuperarse del peligro de quiebra que corrieron hace un par de años y que, en general, sus equipos directivos han sido conservadores y prudentes en el uso del capital, por lo que no prevé que empiecen a asumir riesgos en el corto plazo. Por otro lado, constata que en China todavía se están cerrando plantas y reduciendo la oferta de muchos materiales en el mercado, impulsando sus precios al alza “Las mineras presentan hoy los flujos de caja más rentables; esta clase de valores suelen, con el tiempo, batir con fuerza al mercado”, sentencia.

Apuestas contrarian

Dicho esto, el enfoque a contracorriente sigue ahí. “Seguimos prefiriendo los sectores que están infra invertidos desde hace algún tiempo, mientras que evitamos aquellos sectores donde hay mucha sobrecompra”, explica Walewski. Un claro ejemplo es el posicionamiento en fabricantes de automóviles: actualmente Peugeot y Renault se encuentran entre las cinco posiciones de mayor tamaño en cartera, con sendas ponderaciones del 8,26% y el 7,01%; cabe recordar que este es un producto de alta convicción, de manera que las diez acciones de mayor peso en cartera acaparan una exposición del 53,87%. Ambos fabricantes también figuran entre los mayores contribuidores a la rentabilidad reciente del producto.

“El sector automovilístico ha acaparado muchos comentarios negativos, pero los mercados han estado cambiando de opinión, aunque a su pesar, desde finales del año pasado. La realidad es que ahora los márgenes de beneficio son fuertes y no se espera un incremento masivo de la oferta. Existe un balance ajustado entre la oferta y de la demanda de coches, lo que resulta en una escasez global de autos y en posibles movimientos al alza de precios ”, resume Walewski. De estas dos posiciones destaca su valoración, su generación de flujos y el hecho de que también son fabricantes líderes en motores eléctricos.

En materia de infraponderaciones, aunque los dos sectores donde está más negativo son salud (0,38%) y energía (0,71%), la infraponderación a la que Walewski dedica quizá más comentarios aclaratorios – por ir también contracorriente- es al sector financiero, que pesa un 6,86%. “Existe un gran debate en torno a cómo los bancos serán capaces de incrementar sus ingresos sobre intereses con la subida de los tipos de interés, pero creo que en el largo plazo es mejor ser un inversor con sesgo growth en este sector, y no estoy seguro de que consigan incrementar su crecimiento orgánico”, afirma Walewski.

Su principal duda tiene que ver con la propia transformación del negocio bancario en los últimos años, tanto por el tsunami regulatorio, como por la disrupción tecnológica – está convencido de que muchos bancos tendrán que buscar socios o irse de compras para mejorar sus sistemas y ganar escala- y por un simple hecho: “Muchas compañías europeas han aprendido a vivir sin bancos. Llevamos una década de auto financiación”, condensa el experto. Por estos motivos, llega a una conclusión que es tan válido para el financiero como para cualquier otro sector, en este punto del ciclo: “Preferimos invertir en compañías que tengan algo especial, en vez de comprar un sector entero porque está barato”.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído