Tags: Renta Variable | EE.UU |

En esta situación incierta… ¿es momento de comprar?


TRIBUNA de Laurent Denize, Global co-CIO, ODDO BHF Asset Management. Comentario patrocinado por ODDO BHF Asset Management.

Intentaremos responder a esta pregunta averiguando qué indicadores pueden impulsar los mercados en este entorno tan complejo. En primer lugar, la relación precio/beneficio (P/E) ya no es exacta, ya que los beneficios se han convertido en una función aleatoria después de este shock sin precedentes. Centrémonos en tres indicadores clave:

1- La rentabilidad por dividendo

Por supuesto, surgen preguntas ya que muchas empresas se verán obligadas a recortar sus dividendos. No obstante, la caída de los dividendos de 2008 a 2010 fue de alrededor del 30% en la zona euro. Supongamos que ahora se procede a un recorte del 50%, en ese caso, Europa seguiría ofreciendo una rentabilidad por dividendo del 2,5%, por encima de la rentabilidad del bund a 10 años.

2- La prima de riesgo de la renta variable

Recordemos que es la diferencia entre el rendimiento esperado del capital social medido por 1/(P/E) menos el rendimiento del bono soberano a 10 años. No es tan fácil de evaluar ya que la E (los beneficios) supone un parámetro de esta ecuación. Sin embargo, las tasas no han cambiado realmente, y las valoraciones se han derrumbado.

3- Precio valor contable

En Europa hemos alcanzado los niveles vistos en 2008 a 1x valor en libros. Normalmente esto es una señal de compra. No estamos todavía en los niveles de EE.UU., donde las acciones parecen más caras bajo este criterio.

Finalmente, las pérdidas del mercado son más de cinco veces los beneficios totales de 2019. En un período tan corto (el pico del mercado de EE.UU. se alcanzó hace menos de un mes) no es una caída, ¡es un colapso total! Puede sonar raro después de este primer ejercicio, pero las valoraciones no son tan importantes en este momento.

1- Lo que importa es el relato de cómo evoluciona la propagación de la pandemia de coronavirus. ¿Dónde estamos, vemos algún punto de inflexión? ¿Alguna vacuna, algún medicamento o más cuarentena?

2- En este sentido, tal vez igual de importante es la confianza en las medidas tomadas por los gobiernos y los bancos centrales. Y digamos que es sólido y claro. Este es un cambio impresionante en un ritmo récord. La combinación de la acción de la Fed y la fuerte coordinación con el Tesoro constituyen un poderoso apoyo a la actividad y a los mercados para los próximos meses.

El siguiente paso posible será la recompra de acciones (como el Banco de Japón) y/o el control de la curva de rendimiento si se confirman las tensiones en el mercado de los bonos soberanos. Entonces habrá dinero del helicóptero. Pero mientras hablamos parece que no hay límite en la reacción del banco central. Incluso el BCE ha entrado en una nueva era con un paquete de un billón.

Por supuesto, hay pruebas convincentes de que la escala de contagio va a ser enorme y que conllevará un aumento significativo del desempleo (hasta un 30% si atendemos a las palabras del gobernador de la Fed Bullard). Pero las medidas fiscales y monetarias pueden crear un respaldo para superar esta crisis.

Así que, en definitiva, el marco político es el indicador más importante para limitar el aumento del coste del capital. Lo hemos repetido un par de veces: evitar la crisis crediticia es clave para que los activos de riesgo se estabilicen. Es hora de ser constructivos, no ingenuos, ya que el contagio está lejos de ser contenido, pero el comportamiento de las autoridades es un apoyo masivo a las valoraciones a largo plazo. Empiece a comprar.

Profesionales
Empresas

Lo más leído