“En el actual entorno, no hay respuestas fáciles en materia de asignación de activos”


Las típicas preguntas sobre la asignación de activos se hacen estos días más intensas al ser los inicios de año un periodo que los inversores suelen aprovechar para redefinir su estrategia. “Está claro que, dado el actual entorno de bajos tipos de interés y aumento de la incertidumbre económica, no hay respuestas fáciles en materia de asignación de activos. Mantenerse vigilantes será sin lugar a dudas un factor clave en 2013”, aseguran los expertos de La Française Asset Management, gestora que reconoce mantener un posicionamiento muy similar al establecido meses atrás.

Según explica la entidad en su informe de Análisis y Estrategia, la cartera modelo pasa por construir una cartera configurada a partir de renta variable y deuda periférica. El peso que los expertos de la firma otorgan a los bonos del Tesoro de países como España e Italia es muy elevado, al ocupar prácticamente el 30% de la cartera. La principal apuesta es el bono español a cuatro años, al que destina casi el 20% del total. En el mercado transalpino es el bono a 10 años (10%). “A pesar de que las rentabilidades de los bonos de estos países se han reducido drásticamente, todavía existe un margen considerable para su apreciación”, afirman.

En lo que respecta a la renta variable, el principal cambio introducido por la entidad gala respecto al mes anterior es el incremento del peso de los mercados emergentes. “La ponderación de la renta variable europea y estadounidense se mantiene sin cambios, mientras que la de los emergentes se eleva dadas las actuales valoraciones y los fundamentos económicos de estos países”, revelan. También abre una posición en bonos convertibles globales y recogen beneficios en bonos ligados a la inflación, que se han beneficiado de los flujos de entrada y que ahora se ven menos interesantes dada la menor probabilidad de inflación.

Dadas las expectativas de rentabilidad a corto plazo en el mercado de renta fija, estamos reforzando nuestras posiciones en bonos corporativos frente al mercado monetario, que en estos momentos se presenta como menos atractivo. Por otro lado, en La Française AM siguen manteniendo las posiciones sobre el oro, una posición que debería servir como cobertura en caso de un retorno de la tensión a los mercados, indican desde la entidad.

Noticias relacionadas