"En crédito, a 12 meses, el inversor puede ganar en torno al 7%"


Pese a lo mal que se ven actualmente todos los mercados, todavía hay lugar para el optimismo y para encontrar refugio a los ahorros. El equipo de crédito de WestLB Mellon AM está convencido que este tipo de activo es el sitio donde estar en los próximos meses. "Los spreads se estabilizarán, habrá volatilidad sobre todo en abril y mayo, según se vayan publicando los resultados empresariales del primer trimestre del año, pero en 12 meses el inversor puede ganar en torno al 7%", asegura, Christian Doppstadt, jefe de crédito empresarial de esta boutique especializada de BNY Mellon AM.



Doppstadt estuvo ayer en Madrid junto a Hanning Lenz, jefe de préstamos y deuda high yield, para presentar sus perspectivas para este año y sus fondos de inversión, ambos de crédito de la eurozona, uno de ellos de grado de inversión y el otro de deuda high yield.



Lo importante, en opinión de estos expertos es una correcta selección de títulos. Ellos son muy conservadores en sus apuestas y, en el fondo WestLB Mellon Compass Fund Euro Corporate Bond Fund actualmente sobreponderan los sectores de las telecomunicaciones, servicios públicos y sectores no cíclicos, mientras que infraponderan automoción y los sectores más cíclicos como la construcción. En cuanto a nombres españoles, Telefónica e Iberdrola son las dos empresas que han incluído en sus carteras.



En cuanto a los niveles de default, el experto cree que la peor parte todavía está por llegar. "Las tasas de impagos están todavía bajas, hasta ahora no ha ocurrido mucho pero ciertamente ocurrirá, ya que una crisis trae consigo cierre de empresas y altos niveles de impagos", explica Lenz. El mercado ya descuenta el peor de los escenario (Moody's pronostica una tasa del 15% y el mercado descuenta una tasa del 24% en base a una tasa de recuperación del 20%) por lo que la inversión en este activo es, en opinión de Lenz, interesante.



Por lo que se refiere a la deuda de alto rendimiento, Lenz cree que se pueden obtener rentabilidades del 25% en parte gracias al aumento del volumen de este mercado por la llegada de los llamados ángeles caídos, es decir, empresas que pasan de investment grade a high yield. Para Lenz, estos ángeles caídos aumentan las posibilidades de inversión y suele tratarse de compañías con calificaciones altas dentro de la categoría o más alejadas de la posibilidad dedefauld que otras dentro de las compañías con esa clasificación.



Para poder entrar en este tipo de empresas, el fondo de deuda de alto rendimiento de WestLB Mellon, el Compass Fund Euro High Yield Bond Fund, mantiene un 16,8% de su cartera en efectivo.

Empresas

Lo más leído