En crecimiento, como siempre


Los viajes de negocios a Asia siempre son estimulantes, no solo por el bullicio de las ciudades asiáticas, los colores llamativos y la comida picante, sino también por la actitud de los hombres de negocios locales: con los pies sobre la tierra, confiados y relajados. Durante una reciente visita a Bangkok y Hong Kong, tuve la oportunidad de conocer a Entrepreneurs de más de 30 empresas asiáticas. Estas reuniones revelaron un claro contraste con las de inversión que celebramos en Europa.

Para las empresas asiáticas, ya sea un banco tailandés o una promotora inmobiliaria indonesia, se trata del crecimiento económico habitual: se estima que las carteras de préstamos tailandesas crecerán cerca de un 15% en 2012 y que los precios de los inmuebles residenciales de Yakarta subirán otro 15-20% en 2012 después de una escalada superior al 30% en 2011. Además, ni un solo directivo asiático mencionó que los problemas de la deuda europea, la desaceleración de la economía estadounidense o un escenario de contracción brusca en China le estén quitando el sueño. Esto me recordó un conocido proverbio persa: los perros ladran, pero la caravana sigue avanzando.

Los Entrepreneurs de la ASEAN exhiben un crecimiento indomable.

Los países de la ASEAN ofrecen unas oportunidades de inversión cada vez más atractivas e incluso roban protagonismo a China. Alrededor del 40% de la población de la ASEAN tiene menos de 20 años, lo que crea una plataforma para un crecimiento robusto de la reserva de mano de obra en esta década. A este respecto, China se encuentra en el otro extremo del espectro, pues se prevé que la mano de obra disminuya debido a la política de un único hijo. Los costes de producción en los países de la ASEAN son bajos, la penetración en los mercados de consumo es baja y gran parte del comercio intrarregional no está sujeto a ningún arancel. Los niveles de transparencia y buen gobierno corporativo normalmente son más altos como consecuencia de las duras lecciones aprendidas durante la crisis asiática de 1997.

Los Entrepreneurs prosperan en este entorno. Durante mi viaje por Asia me reuní, entre otros, con la dirección de AirAsia. La empresa es una aerolínea pionera de bajo coste que despegó gracias a los esfuerzos de Tony Fernandes, accionista mayoritario y entrepreneur. Fernandes fue decisivo en la presión ejercida en 2003 sobre el entonces primer ministro malayo para que propusiera la idea de cielos abiertos a sus vecinos Tailandia, Indonesia y Singapur.

Desde entonces, AirAsia ha extendido sus alas a estos países, a Filipinas y, últimamente, a Japón. La conversación con el equipo directivo de AirAsia confirmó mi opinión de que su sólida marca, su gran dimensión y su ajustada estructura de costes garantizan que la empresa continuará generando un potencial de rentabilidad positiva para el accionista a lo largo de los próximos años.

La nueva ley de adquisición de suelo favorece a los promotores de infraestructuras en Indonesia.

Otra área interesante, como se confirmó durante mi reunión con el equipo directivo de la promotora inmobiliaria indonesia Lippo Karawaci, es el sector inmobiliario industrial del país. Con una población de 230 millones de personas, Indonesia es un mercado atractivo. Cada vez más empresas buscan relocalizar sus instalaciones productivas en el país para tener acceso a una mano de obra barata y un mercado de consumo considerable.

La recién aprobada ley de adquisición de suelo acelerará el desarrollo de la infraestructura y mejorará aún más el clima de inversión. Lippo Karawaci (fundada por la familia Riady) y Surya Semesta (otra promotora inmobiliaria indonesia fundada por la familia Sampoerna) están bien posicionadas para sacar provecho de esta tendencia.

Por último, no debemos pasar por alto la reciente historia de innovación de la ASEAN: la transición radical que está teniendo lugar en Myanmar. Aunque los inversores en renta variable tendrán que esperar algunos años para que se cree un mercado en el que se pueda invertir, el país está experimentando cambios drásticos: de un gobierno militar a otro civil y de una economía aislada a otra de libre comercio. Es probable que esta transformación favorezca a las empresas de la vecina Tailandia.

En resumen: el crecimiento económico asiático se mantiene pese a los problemas de deuda del mundo desarrollado. Los países más pequeños de la ASEAN son un complemento de inversión atractivo para China e India, los pesos pesados de la región. Las compañías Entrepreneurs son más importantes en el sudeste asiático (el 65% de las sociedades cotizadas frente al 37% en el norte de Asia). Las oportunidades de inversión en los países de la ASEAN abarcan desde aerolíneas regionales de bajo coste al sector inmobiliario de Indonesia y, a más largo plazo, a Myanmar. La rentabilidad en el año del BB Entrepreneur Asia Fund es del 18,3%, frente al 13,8% del índice MSCI Asia ex Japan.

Empresas

Lo más leído