Los criterios de Mandarine Unique Small & Mid Caps Europe para determinar cuándo una compañía es única


Mandarine Unique Small & Mid Caps Europe es un fondo de renta variable europea que invierte en empresas de pequeña y mediana capitalización con un sólido potencial de crecimiento. Se trata de un fondo de gestión activa distribuido en España por La Française AM basado en convicciones en el largo plazo, y cuyo índice (Stoxx Small 200) es sólo una referencia de rentabilidad que batir. Cuenta además con el sello Funds People de consistencia. Lo genuino del fondo es su estrategia basada en la identificación de compañías únicas en su sector. Es decir, compañías “unique”, marquen el acento francés, como eje central de la filosofía del fondo.

Pero todo empieza por la entidad, una boutique francesa fundada en 2008, y por su equipo de gestión formado por tres mujeres: Marie-Jeanne Missoffe, Marie Guigou y Diane Bruno, esta última responsable del fondo, respaldadas por un analista. Consenso y trabajo en equipo son los aspectos más destacados en la toma de decisiones.

Ello nos lo cuenta Missoffe en su paso por Madrid, quien acumula una experiencia de más de tres décadas en la gestión de renta variable europea. Hablar del fondo exige defender por qué tiene sentido invertir en pequeñas y medianas compañías: “permiten obtener una mayor revalorización sobre las grandes compañías en el largo plazo, especialmente en periodos de crecimiento y recuperación, con una volatilidad similar”.

Empresas únicas

En el proceso de inversión se parte de un escenario con más de 2.000 compañías de pequeña y mediana capitalización, y que se reduce bajo un filtro cualitativo a un universo de unos 350 nombres, que constituye el verdadero universo sobre el que trabajan. Todas estas 350 compañías cumplen el criterio de empresa única, la clave de su proceso. Para que una compañía sea única ha de cumplir al menos uno de los siguientes criterios: que no tenga competidores en el mercado europeo; una cuota de mercado global de más del 25%; liderazgo tecnológico y/o que esté centrada en un mercado geográfico o sectorial específico.

Sobre el universo de empresas únicas seleccionan en torno a 60/70 nombres para su cartera, empresas que se ajusten a ciertos criterios de crecimiento a través de distintos niveles. Por ejemplo, empresas con expansión internacional, presentes en nichos crecimiento cíclico, compañías en procesos de M&A que puedan reforzar su posición de dominio en el mercado, negocios sometidos a regulaciones especiales para la que partan de una situación ventajosa o tengan capacidad de adaptarse a estas, compañías con poder para fijar precios que les permita ser menos sensibles a las coyunturas a nivel global, etc. Nombres como Viscofán, Elis, Temenos, Eurofins, Moncler, etc.

“El universo de pequeñas y medianas compañías permite invertir en compañías únicas con un gran potencial de crecimiento”, apunta Missoffe. Y a pesar del recorrido en los últimos meses, “las valoraciones aún son atractivas. No es demasiado tarde para invertir en small y mid caps”. Curiosamente, el análisis de las valoraciones es la parte final de su proceso de inversión. “Compramos aunque esté caro si hay potencial de crecimiento”, señala la gestora, “aunque tampoco a cualquier precio”.

En su gestión de los riesgos, para Missoffe la diversificación se torna clave en la reducción de la volatilidad, por lo que no invierten más de un 5% en la misma compañía. Con un patrimonio superior a los 800 millones euros, se plantearían un cierre de fondo si alcanzarán los 1.300 millones de euros. “La liquidez es un elemento clave en este tipo de estrategias por lo que prestamos mucha atención”.

En su distribución geográfica, Francia es su mayor mercado tanto por cercanía con el equipo directivo como por el atractivo del precio de muchas de sus compañías. Le siguen Alemania y Reino Unido, donde aumentaron la exposición a exportadoras tras el castigo iniciado el año pasado. “No cubrimos divisa, en su lugar preferimos moderar la exposición a través de las compañías en las que invertimos”, explica la gestora. Un 70% de la cartera está denominada en euros, frente al 17% en libras.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído