Tags: Renta Variable |

Empresas europeas disruptivas y de crecimiento, con BlackRock


Incluso en los momentos más inciertos y en los mercados menos favorecidos por los inversores, pueden encontrarse oportunidades capaces de recompensar adecuadamente el riesgo asumido. Este es uno de esos momentos en que es difícil percibir si estamos a mitad del ciclo económico, o al final de este, y persisten las dudas sobre si Europa está a punto de entrar una nueva era o continuará anclada al pasado.

El actual entorno de mercado no interfiere con la filosofía de inversión aplicada por BlackRock Investment Management a uno de sus fondos con mayor éxito en el año por rentabilidad (35,75%), el BGF EUROPEAN SPECIAL SITUATIONS en su clase D2 con cobertura en dólares. Es además el fondo con mejor comportamiento en el año dentro de la categoría VDOS de Renta Variable Internacional Europa Crecimiento en la que se encuadra.

El objetivo del fondo es maximizar la rentabilidad de su inversión a través de una combinación de crecimiento del capital y rendimientos obtenidos a partir de los activos en cartera. Para ello invierte al menos el 70% de patrimonio en valores de renta variable de empresas europeas, focalizándose en las que cuenten con un buen potencial de crecimiento. Toma como referencia el índice MSCI Europe Net TR.

Para su gestión, se sigue un estilo de inversión de alta convicción, seleccionando los activos a incluir en su cartera a partir de un análisis fundamental individual de cada compañía (stock picking), con un sesgo de crecimiento. Selecciona compañías de cualquier tamaño por capitalización, de las que un 50% son compañías SMID (Small and Mid Caps) de pequeña y mediana capitalización, definidas como el 30% inferior del mercado europeo por capitalización de mercado.

Son empresas que típicamente tienen una cobertura menor por parte de los analistas y una menor correlación con el mercado, lo que, a juicio del equipo gestor, puede proporcionar un entorno propicio para la inversión fundamental. Las posiciones en empresas de mayor capitalización ayudan a aportar flexibilidad durante momentos clave del ciclo económico.

El gestor del fondo es Michael Constantis, CFA, Director Gerente y Gestor de Cartera. Michael es miembro del Equipo de Renta Variable integrado en el negocio de Renta Variable de Gestión Activa por Fundamentales, que forma parte del Grupo de Renta Variable de Gestión Activa. Es responsable de la gestión de las carteras paneuropeas, adoptando un estilo de crecimiento. Es asimismo fundador y co-gestor del fondo BlackRock European Hedge Fund

El equipo gestor entiende que las ideas surgen a partir de prolongadas reuniones con las compañías y de la identificación de impulsores cíclicos de beneficios y flujos de caja. Pero también de la apreciación de tendencia estructurales a largo plazo que estén cambiando la forma en que han operado mercados e industrias en el pasado.

La generación de ideas parte de diversas fuentes de información sobre la compañía y el mercado como reuniones con las empresas, expertos en el sector, bases de datos o análisis externos. Toda esta información se lleva a reuniones que, enfocadas en el análisis, celebra el equipo gestor diariamente, pasando a formar parte del proceso de análisis. A las ideas resultantes de este proceso se les asigna una prioridad y se discuten y presentan a todo el equipo, con el objetivo de focalizarse solamente en las oportunidades de inversión más prometedoras.

A continuación se lleva a cabo un análisis de cada compañía en mayor profundidad, utilizando una plantilla que incluye tanto la información recogida anteriormente como datos financieros descargados directamente de fuentes externas, lo que permite al equipo gestor comparar su propio análisis con el de otras fuentes e identificar las discrepancias entre ambos. Toman asimismo en consideración los factores ASG (Ambientales, Sociales y de Gobernanza) y su materialidad financiera. Las conclusiones derivadas de este proceso sirven para establecer un sistema de calificación del 1 al 5 para cada compañía, así como el nivel de precio objetivo para los próximos doce meses y una clara visión de su valoración.

Para integrar los factores ASG en su proceso de inversión, la gestora utiliza también una plantilla que les permite analizar el riesgo-retorno para cada valor, sin que se apliquen exclusiones a priori. Además, como inversores, implican al equipo directivo de la compañía en temas ASG claves, utilizando su poder de voto en interés de sus clientes y de las perspectivas de la compañía a largo plazo. Cuando es necesario, si se produce un deterioro significativo en temas de Gobernanza, que incremente el riesgo, se toma la decisión de deshacer la posición. O de aumentarla en el caso de que su valor potencial para el accionista sea mayor.

La cartera final incluye valores de alta convicción, con un enfoque a largo plazo y el objetivo final de ser el dueño parcial de la compañía, no sólo de sus acciones. Una vez creada la cartera, se mantiene un flujo de información constante con los analistas, evaluándose periódicamente la tesis de inversión para cada compañía. Además, el equipo gestor se coordina con el equipo de Análisis Cuantitativo y Riesgo para entender los riesgos del mercado y de la cartera, apoyándose en herramientas propietarias que ayuden a construir carteras diversificadas.

Sus cinco mayores posiciones en cartera corresponden a SAP SE (4,58%) ASML HOLDING NV (4,06%) NOVO NORDISK NV (3,63%) SAFRAN (3,45%) y LVMH MOET HENNESSY LOUIS VUITTON SE (3,15%). Si bien el fondo no está limitado en cuanto a los sectores en que puede invertir, según los últimos datos disponibles sus mayores pesos en cartera corresponden a Industriales (30,80%) Tecnologías de la Información (14,09%) Consumo Básico (10,81%) Financiero (10,40%) y Salud (9,33%). Por país, las mayores ponderaciones están representadas por Reino Unido (26,29%) Francia (16,29%) Alemania (15,60%) Dinamarca (10,50%) y Holanda (6,14%).

Con un patrimonio bajo gestión de 1.253 millones de euros, la evolución por rentabilidad del fondo lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2015, 2018 y 2019. A tres años, registra un dato de volatilidad de 17,20% y de 17,07% en el último año. En este último periodo, su Sharpe es de 1,02 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 6,76%. La suscripción de la clase D2 con cobertura en euros de BGF EUROPEAN SPECIAL SITUATIONS requiere una inversión mínima de 100.000 dólares (aproximadamente 91.787 euros). Aplica a sus partícipes una comisión fija de 0,75% y de depósito de hasta 0,45%, además de una comisión de suscripción de hasta 5 por ciento. El fondo cuenta también con una clase A2 en euros, con una inversión mínima de 5.000 dólares (aproximadamente 4.589 euros) y unas comisiones fija y de depósito de 1,50 y 0,45% respectivamente.

SI bien el comportamiento de los mercados puede responder a indicadores estadísticos en el corto plazo, causando a veces rotaciones, el equipo gestor cree que los fundamentales de una empresa son los que rigen su comportamiento a largo plazo. Por lo tanto, el fondo puede potencialmente batir al mercado cuando este responde a señales fundamentales y comportarse peor cuando el mercado se mueve impulsado por otros factores.

En base a su evolución por rentabilidad en el último periodo de tres años, respecto a la volatilidad incurrida en el mismo periodo, la clase D2 con cobertura en dólares de BGF EUROPEAN SPECIAL SITUATIONS obtiene la calificación cinco estrellas de VDOS.

Profesionales

Noticias relacionadas