Empieza la “verdadera andadura conjunta” de España y Luxemburgo


Pese a la pérdida de confianza hacia los mercados y las instituciones financieras, Luxemburgo seguirá siendo un centro financiero importante. Es uno de los mensajes destacados por Jean A. Welter, embajador de Luxemburgo en España en el marco del evento “Novedades de los centros financieros de Luxemburgo y Madrid” que tuvo lugar recientemente en Madrid. Entre las razones de éxito de la marca Luxemburgo, construida a lo largo de 45 años y posicionada como segundo domicilio de fondos del mundo tras EEUU con 1,9 billones de euros, los expertos señalaron factores como la estabilidad social y política, el marco regulador moderno y flexible, una sana colaboración entre el sector público y el privado que da seguridad, la transparencia y sofisticación, un razonable régimen fiscal y una fuerte cultura de protección al inversor.

Razones que explican que el 65% de los fondos transfronterizos -que distribuyen como mínimo en 3 países- se encuentre establecido allí. Entre los promotores con mayor patrimonio a nivel internacional destacan Franklin Templeton, HSBC, BlackRock y BNP Paribas, mientras desde España destacan entidades de todo tipo, desde las grandes como Santander o BBVA hasta gestoras más modestas como Adepa o Altex. En 2010, dieron el salto a Luxemburgo Alpha Plus y A&G, y a principios de 2011 también lo hizo Banca March, duplicando su fondo de vino en formato sicav para hacerlo accesible a nivel internacional.

Precisamente con respecto a la colaboración con España, Grulms indicó que, habiendo sacado ya fuera de la lista negra de paraísos fiscales a Luxemburgo, empieza la andadura conjunta. “Desde Luxemburgo podemos añadir valor a los emprendedores e intermediarios financieros con ambición internacional de expandirse por Europa, Oriente Medio, Latinoamérica o Asia, pues tenemos experiencia en las complejas estructuras que son necesarias para acceder a esos mercados”, comentó, recordando que, como España actualmente, el país también estaba muy bancarizado hace algunos años aunque ahora se haya orientado a los mercados de capitales dando sede a 900 instituciones financieras. Y a la inversa, España supone una puerta de entrada a Latinoamérica y además también a otro mercado interesante: el norte de África. “Creo en el enorme poder de los bancos españoles para trabajar con Latinoamérica”, añadió Ernst Wilhem Contzen, presidente de la Asociación de Bancos y Banqueros de Luxemburgo (ABBL).

Son muchos los que se preguntan por qué hay pocos españoles en Luxemburgo, aunque su número está creciendo. “El país era considerado un paraíso fiscal, con los problemas que ello conllevaba para los inversores, y además históricamente los jugadores no se instalaban allí para domiciliar sus fondos porque de por sí el mercado español es muy potente y los fondos se dirigían a la distribución local”, comentó Xavier Balthazar, socio del departamento de consultoría en aspectos regulatorios de PwC Luxemburgo en el panel “Luxemburgo: la oportunidad global para la gestión de activos”. El experto también destacó que, cada vez más, es un domicilio que ofrece un régimen fiscal más neutral con respecto a los fondos españoles, algo que le ha quitado su etiqueta negativa y desvelado su atractivo de cara a la distribución internacional. "El mercado doméstico de Luxemburgo es Europa", apostilló Jaime Anaya, asesor de UBS.

Cuidar la marca UCITS

Con respecto a la marca UCTIS, no faltaron las advertencias para su protección y cuidado, en relación con asuntos como los hedge funds regulados y los clientes que deben tener acceso a los mismos. “Hay que tener en cuenta que UCITS es una gran marca europea y también a nivel global y necesitamos asegurarnos de que mantenga su calidad. En este sentido, si estos hedge funds acaban dañando la marca, habrá que replantearse que algo no está yendo bien”, comentó Fernand Grulms, consejero delegado de Luxembourg for Finance, Agencia para el desarrollo del sector financiero.

Por su parte, Wilhem se mostró crítico con las políticas fiscales, indicando que lo que necesita Europa son bancos fuertes. “Hay que hacer la regulación desde el sentido común”, afirmó, criticando el tópico del país como jurisdicción offshore y paraíso fiscal. “Los políticos tienen que entender que los bancos necesitan capital y ganancias para dar créditos, no impuestos especiales”, afirmó. Así, en referencia a Basilea III, indicó que en otras regiones como EEUU aún se está implementando Basilea II y que ello distorsiona la competitividad entre esos bancos y los europeos, considerando además el enorme crecimiento de los bancos asiáticos.

Europa: un único centro financiero

De hecho, en la mesa redonda “Madrid y Luxemburgo, un partnership para servicios financieros”, Grulms hizo hincapié precisamente en la necesidad de posicionar a Europa en las finanzas mundiales del futuro. “Si los políticos no están preparados para apoyarnos, Europa ha de unirse para afrontar los retos y expandirse”, añadió. En esta línea, Isabel Martín Castellá, directora de Madrid Centro Financiero, indicó que la UE está trabajando para convertirse en un “único centro financiero” y acoplando regulaciones. “Si tenemos la mejor regulación, prácticas y la confianza de los inversores deberíamos convertirnos en el mejor centro del mundo”, comentó, añadiendo que están preparando un documento para presentar la idea en un evento próximo.

La experta tildó a los bancos españoles minoristas de “eficientes” –asegurando que los tres líderes de los más eficientes a nivel mundial son nacionales- y “muy bien expandidos geográficamente”, no sólo en Europa sino también en Oriente Medio y Latinoamérica. Características que, junto a la especialización de Luxemburgo en proyectos financieros, pueden hacer su trabajo “complementario”.

Potencial para los fondos de pensiones

El moderador de la mesa y director de Inverco, Ángel Martínez Aldama, mencionó los retos que conlleva la transposición de la directiva UCITS IV en asuntos como el pasaporte, y señaló la continuidad del trabajo, pues la Comisión Europa ya trabaja en la legislación UCITS V, con las propuestas de Inverco destinadas a eliminar barreras y lograr objetivos como el desarrollo de las “global accounts” para su distribución o la eliminación de un número mínimo de inversores.

Además, en la mesa de debate también se habló del escaso desarrollo de los fondos de pensiones para su distribución internacional, pues en Luxemburgo sólo hay 70 fondos cross-border. “Es un mercado que necesita ser explotado, y hay oportunidades para los intermediarios internacionales pues hoy las pensiones se limitan a los mercados domésticos”, destacó Grulms.

 

Lo más leído