Elvira Rodríguez promete igualdad de condiciones entre todos los inversores


Elvira Rodríguez ha tomado hoy posesión de su cargo como presidenta de la CNMV. En su discurso, ha hecho hincapié en la necesidad de igualar el trato a todo tipo de inversores, ya sean institucionales o particulares, de manera que el trabajo de esta institución no sea "controlar por controlar". El fin último de su mandato es que "la percepción negativa se convierta en confianza renovada", ha asegurado. 

La nueva presidenta, acompañada en la toma de posesión del ministro de Economía, Luis de Guindos, el de Hacienda, Cristóbal Montoro, y la de Trabajo, Fátima Báñez, también destacó la importancia de coordinación con el supervisor europeo (Esma) y el internacional (Iosco), de manera que no se produzca un arbitraje regulador y supervisor. 

De Guindos admitió en su discurso que en el pasado la CNMV ha podido cometer errores en el pasado reciente, en el que ha tenido que enfrentarse a la peor crisis financiera desde la II Guerra Mundial con una normativa que posiblemente no era la adecuada y sin los recursos necesarios para ello, apuntó. Para la nueva etapa que ahora se inicia, el ministro pidió que la institución se esfuerce mucho en poner de manifiesto ante los inversores la existencia del riesgo y la rentabilidad, de manera que puedan entender a la perfección dónde ponen su dinero.

Además, reclamó transparencia y recordó que para ello se ha aprobado la normativa de productos complejos (que impide la contratación de determinados productos a cierto tipo de inversores y obliga al ahorrador a detallar de su puño y letra que entiende lo que está adquiriendo). "Si la hubiéramos tenido en vigor en el pasado, nos hubiéramos ahorrado muchos dolores de cabeza", apostilló.

También consideró "básico" el ministro que la CNMV ayude a crear fuentes de financiación para las compañías españolas, no sólo las grandes, y entre las iniciativas citó la creación del mercado paralelo de pagarés de empresas, el Mercado Alternativo de Renta Fija

Mensaje agridulce

El ministro no dejó pasar la oportunidad para hacer referencia a la reunión del FMI de la última semana. A su juicio, se ha traído de Japón un "mensaje agridulce", ya que se está dibujando la desaceleración económica mundial, pero al tiempo Europa ha dejado de ser el único foco de las preocupaciones, que ahora se comparten con los mercados emergentes y con el abismo fiscal (fiscal cliff) de Estados Unidos.

A su juicio, "las buenas noticias" centradas en la economía española son que en el tercer trimestre no está yendo a peor, mientras que sí está ocurriendo en el resto de Europa.  

La nueva presidenta y la vicepresidenta, Lourdes Centeno, estuvieron acompañadas en el acto por representantes del mundo económico como el presidente de La Caixa, Isidro Fainé; la presidenta de Unespa, Pilar González de Frutos; la directora general de Seguros, Flavia Rodríguez Ponga; el presidente de Banesto, Antonio Basagoiti; el director general de la CECA, José María Méndez; el presidente de Renta 4 y de IEAF, Juan Carlos Ureta, y el secretario general de IEAF, Javier Méndez Llera, entre otros. 

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído