Eleva European Selection Fund: Expertise bottom-up para batir al Eurostoxx 600


El Eleva European Selection Fund es el buque insignia de la boutique de Eric Bendahan, gestor de la estrategia y fundador de Eleva Capital, firma especializada en renta variable. Con más de 3.300 millones de euros en activos bajo gestión, el fondo ha vuelto a recibir el Sello Funds en 2019 por su doble calificación Blockbuster y Favorito de los Analistas. Con un volumen superior a los 3.500 millones de euros el fondo está en soft close, por lo que no se aceptan nuevos inversores, pero no impacta a inversores ya existentes.

El fondo implementa una estrategia activa y flexible en la inversión en valores europeos cuyo objetivo es batir a medio y largo plazo al Stoxx 600 NR. Para conseguir sus objetivos se centra en cuatro áreas estratégicas: empresas de propiedad familiar, modelos de negocio diferenciados en industrias maduras, compañías sujetas a cambios corporativos y divergencias significativas entre los mercados de renta variable y crédito.

El enfoque es bottom-up y se respalda con una visión macro como capa adicional en el posicionamiento de la cartera. Esta visión se construye a través de un índice propio, el Eleva Capital Index, compuesto por índices adelantados de la economía (leading indicators) que permite orientar la cartera hacia negocios más o menos cíclicos en función de la marcha de la economía. El resultado es una cartera concentrada de 40-50 valores.

Actualización del posicionamiento

Dado el top down overlay macro del fondo, el entorno de mercado es clave para explicar el actual posicionamiento. En respuesta a los mensajes restrictivos que estaba lanzando la Reserva Federal y el enfriamiento de la confianza de los consumidores del año pasado, en el último trimestre del 2018 la cartera estaba mucho más sesgada hacia sectores defensivos (consumo y farma, principalmente) y en general ponderaba más el factores como la calidad frente al free cash flow.

Ahora bien, el equipo gestor cree que dichos indicadores macro tocaron suelo a mediados de enero. Por eso la cartera ha rotado hacia sectores más cíclicos. No es que el gestor espere una recuperación en V, según explican desde la firma, pero el simple hecho de haber tocado un punto de inflexión le hace dudar de las valoraciones actuales de los sectores más ligados a los bond proxy y sentirse más cómodo en sectores cíclicos. El de materiales, industriales y consumo discrecional serían sus principales apuestas en Europa. La única excepción a este sesgo cíclico sería el sector financiero, donde están más neutral (aunque infraponderado en bancos), a la espera de un repunte de la inflación o de un cambio en los mensajes del Banco Central Europeo.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído