Elecciones europeas: claves y pronóstico de Citi


Las elecciones europeas de esta semana estarán caracterizadas por dos axiomas. Por un lado, “las elecciones al Parlamento Europeo están más estrechamente vigiladas por los mercados de lo habitual”. Por otro y no menos importante, “los partidos antisistema, euroescépticos y marginales están posicionados para lograr su mayor visibilidad histórica”, recuerdan los analistas de Citi.

En opinión de los expertos políticos de la firma de origen estadounidense, las elecciones que tendrán lugar en la Unión Europea entre el jueves y el domingo darán pie al “resurgimiento de la izquierda europea, la persistencia de los partidos políticos nuevos, extremos o alternativos (NEAP, por sus siglas en inglés) y a la corriente principal del euroescepticismo”.

Citi, que recoge las últimas estimaciones de PollWatch a cierre de abril, augura una representación del 18% -es decir, 133 de 751 eurodiputados- para los partidos anti-europeístas, lo que supondría su mejor resultado en los 35 años de historia de elecciones europeas directas y que registrarían en Francia, Italia y Reino Unido sus mayores avances.

“El euroescepticismo será la única posición que una a estos partidos. Sin embargo”, tranquiliza Citi, “con intereses tan dispares, podría haber problemas al trabajar juntos y, por tanto, a la hora de bloquear la futura integración europea”.

Realmente, consideran sus expertos, “parece que los grandes beneficiados de la tendencia electoral serán los partidos de centro-izquierda y de extrema izquierda”. Según sus proyecciones, si bien el Partido Popular Europeo podría obtener 213 asientos, el Partido de los Socialistas Europeos colocaría a 208 eurodiputados en el Parlamento Europeo, lo que dejaría en un “empate estadístico o técnico” el resultado. La diferencia entre los dos grandes partidos europeos sería, de cumplirse la predicción de Citi, de cinco asientos. En la anterior legislatura, sin embargo, la diferencia fue de 80 representantes a favor del Partido Popular Europeo.

Citi califica como muy probable el hecho de que los socialistas europeos puedan ganar terreno sobre todo en aquellos países donde ahora están en la oposición, como Reino Unido, España y Grecia. El nuevo partido de Matteo Renzi también podría avanzar en Italia. Por el contrario, pone en contexto la firma, los populares europeos cederían escaños en Italia, Francia, Polonia y España en un momento en el que “el consenso sobre la austeridad económica se ha debilitado durante los dos últimos años”.

La victoria de François Hollande en Francia o las coaliciones de Nueva Democracia y Pasok en Grecia y de CDU-CSU y SPD en Alemania son algunos de los precedentes que marcarán las próximas elecciones europeas.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído