El volumen negociado en ETF en la bolsa española cae en noviembre por la poca actividad del inversor institucional


El volumen negociado en ETF en la bolsa española sube en lo que va de año, pero la tendencia en noviembre fue bajista con respecto al dato del mismo mes del año anterior. Así, cayó un 27,8%, y se  situó en 132,8 millones de euros, según los datos de BME. Los expertos consideran que la disminución de la contratación va en paralelo a la evolución del apetito por la renta variable, aunque creen que el mercado español refleja sobre todo las tendencias de los inversores minoristas, que operan con menores volúmenes. De ahí que las operaciones sean numerosas pero los volúmenes más bajos.

“El resultado refuerza el argumento de que el institucional español prefiere contratar en otras bolsas con más número de creadores de mercado, y que, salvo excepciones como agosto, el volumen proviene principalmente del inversor minorista", comenta Juan San Pío, responsable de Ventas Institucionales de Lyxor AM en Iberia y América Latina. Para el experto, el número de operaciones es otro indicador de su argumento, pues las operaciones alcanzaron las 3.135 en el último mes, en línea con las de noviembre del año pasado.

Pero los datos también se explican por las condiciones del mercado. "El Ibex 35 sigue definiendo un movimiento lateral que anima a realizar estrategias de trading a corto plazo con ETF apalancados y apalancados bajistas, apoyándose en soportes y resistencias”, dice, lo que explica que las operaciones no hayan disminuido, pese a que el interés en la renta variable sí lo haya hecho.

Para San Pío, el aspecto positivo de estos datos es que cada vez son más los inversores particulares que tienen en cuenta los ETF  como vehículo de inversión para construir una cartera ajustada a su perfil de riesgo.

Diferencias en el mercado europeo

Más allá de los datos de noviembre, la cifra acumulada de negociaciones en los once primeros meses de 2012 es de 52.175 millones, un 28% más que en el mismo periodo del año anterior. Los datos del último mes contrastan con los de los anteriores, pues en agosto y septiembre la negociación aumentó debido, según los expertos, a la actividad táctica de los inversores institucionales, lo que las hace "anómalas". El efectivo acumulado hasta noviembre en la bolsa española ha sido de 2.545 millones de euros, un 20% inferior al contabilizado en igual período del ejercicio anterior.

San Pío no cree que haya que confundir estos datos con la realidad de los ETF, que están mostrando "niveles cada vez más altos de negociación y patrimonio gestionado a nivel europeo, donde se incluye la actividad real de los inversores institucionales españoles, que se suman a esta tendencia", explica.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído