El volumen de los garantizados variables cae en febrero pese a su activa comercialización


Entre otros productos, las gestoras españolas han sido activas en el último mes a la hora de comercializar nuevos fondos garantizados de rendimiento variable, para intentar dar respuesta a un inversor que quiere obtener una mayor rentabilidad de la que ofrecen los de renta fija y dar un primer paso hacia las bolsas sin renunciar a la garantía del capital. Pero, a pesar de ello, los clientes no terminan de apostar firmemente por estos fondos y prefieren los garantizados que reparten rentas.

En el mes de febrero, los garantizados de renta variable fueron los que más vieron reducir su volumen de entre todos los de capital asegurado, algo que ya venía pasando desde al año pasado. En total, perdieron 433 millones de euros el mes, y en lo que va de año 480 millones, más de un 3% de su patrimonio a cierre de 2012, según los últimos datos de Ahorro Corporación. Estas caídas se deben a los vencimientos que han tenido lugar, que las entidades no han conseguido compensar con nuevas entradas. 

Los expertos reconocen que aún cuesta que los clientes den el paso hacia las carteras relacionadas o referenciadas con la renta variable. "Aún cuesta mucho entrar en estos fondos y en renta variable en general, aunque las gestoras vayan preparando su oferta", dice Alfonsa Muñoz, responsable de garantizados de Allianz Popular AM. Porque consideran que deberían hacerlo. “Los inversores que busquen retornos más altos a los de los activos sin riesgo tendrán que entrar en bolsa tarde o temprano”, decía Raúl Moreno, director de Distribución Institucional de Fondos de Bankinter, tras el último lanzamiento de un fondo de este tipo. Para el experto, es un producto atractivo para clientes que desean combinar el apetito bursátil con la aversión al riesgo, y sin perder la garantía sobre el capital.

Por eso, en los dos primeros meses del año las gestoras han registrado 16 nuevos fondos ligados a la renta variable con estructuras sencillas referenciadas, en su mayoría, a índices bursátiles, con límite, o no, al alza. Es más de una cuarta parte de la nueva oferta de garantizados, compuesta por 59 fondos –nueve más que en el mismo periodo del año pasado–, pero también es cierto que la nueva oferta no ha cubierto del todo los vencimientos –si a cierre de 2012 había cerca de 350 fondos de este tipo, a finales de febrero la cifra era de 345–.

“Es previsible que los fondos garantizados de renta variable vuelvan a tener protagonismo en los lanzamientos", decía recientemente a Funds People Ana Rivero, directora de Producto y Market Intelligence de Santander Asset Management España. Gestoras como Bankinter Gestión de Activos y las de Santander y BBVA han lanzado fondos de este tipo, ligados a la bolsa española o europea, con vencimientos en 2017.

Preferencia por garantizados de rentas

Otra de las categorías castigadas en febrero fueron los garantizados de renta fija, con una merma patrimonial de 55 millones, si bien en lo que va de año crecen en 530 millones, el 2% más que en 2012. Los garantizados alternativos también sufrieron un leve descenso patrimonial de 2 millones, el mismo balance que en el conjunto del año. Por el contrario, los inversores siguen mostrando apetito por los fondos de rentas, que aumentaron su patrimonio en 377 millones en febrero, y 657 millones en el año, con un 6% de crecimiento desde finales del año pasado.

En total, los fondos garantizados fueron, junto con los inmobiliarios, los únicos en sufrir salidas patrimoniales en febrero. La baja de algunos productos y la tardía renovación de otros de gran tamaño hicieron que la categoría perdiera en el mes 113 millones –con reembolsos netos de 230 millones–, lo que supone una leve caída del 0,2% respecto al mes anterior. En lo que va de año, los inversores han retirado 20 millones de la categoría, aunque esto no ha impedido que su volumen crezca en 71 millones.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente