El volumen de datos es cada día mayor… ¿cómo sacarle partido?


El crecimiento de los datos se está disparando. Antes de 2003, la humanidad había generado cinco exabytes de datos. Ahora se generan cinco exabytes de datos cada tres días. Antes de 2003, fue necesario dedicar 10 años a descodificar el genoma humano. Ahora puede hacerse en una semana. Wal-Mart gestiona cada hora más de un millón de operaciones con clientes, lo que supone un volumen de datos equivalente a 167 veces la información contenida en los libros de la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos. “Estos ingentes volúmenes de datos ofrecen grandes oportunidades, pero para aprovecharlas se necesitan nuevas soluciones informáticas”, afirman los expertos de ING IM.

La utilización por una empresa de sus propios datos le reporta normalmente mayores beneficios cuando centra sus esfuerzos en categorizar los datos recopilados, y no tanto en gestionar su volumen total. Por desgracia, los centros de datos tradicionales no disponen de los equipos necesarios para ello y mucho menos para gestionar datos desestructurados modernos, como vídeos, imágenes, textos y música. Afortunadamente, en el sector informático han surgido nuevas soluciones innovadoras en constante desarrollo que están permitiendo a muchas empresas procesar grandes volúmenes de datos complejos de forma mucho más rápida y sofisticada que antes. Esa innovación recibe el nombre de ‘Big Data’.

Según explica ING IM en un artículo, en la práctica ‘Big Data’ encierra dos posibles acepciones. Con este término normalmente se alude bien a un tipo especial de datos, caracterizados por su gran volumen, alta velocidad y complejidad, o bien a un conjunto de nuevas tecnologías que se emplean para recopilar, organizar, extraer y analizar conjuntos de datos heterogéneos de gran volumen. Lo que constituye su verdadero tesoro comercial es la capacidad para analizar el ingente volumen de contenidos sociales y pautas de comportamiento que se acumulan en su red. Para poder hacerlo, se debe disponer del software adecuado y de la suficiente agilidad operativa para poder aprovechar las oportunidades de negocio que se presenten.

“Aunque algunos sectores todavía desconocen las ventajas asociadas a la combinación de grandes volúmenes de datos complejos, capacidad de análisis y agilidad operativa, otros están aplicando ya esta combinación. En el sector minorista, el análisis predictivo de grandes datos a partir de hábitos de consumo lleva aplicándose desde hace algún tiempo”, indican en la gestora holandesa. A su entender, para gestionar las empresas será necesario saber aprovechar las ventajas que aportan las soluciones ‘Big Data’.

“Para muchos negocios, la adopción de estas soluciones será el equivalente a abrir el cofre del tesoro”. En este sentido, el equipo del ING Global Opportunities busca identificar a las compañías que resultarán favorecidas por esta tendencia. “Las soluciones ‘Big Data’ son un subtema que se encuadra en la apuesta de inversión ‘Revolución Digital’ de la estrategia, que a su vez constituye uno de los siete ejes del enfoque temático del equipo para la inversión global”, afirman. “El subtema de inversión ‘Big Data’ permite identificar a las empresas destinadas a beneficiarse de la creciente necesidad de recopilar, organizar, extraer y analizar conjuntos de datos heterogéneos de gran volumen”.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente