Tags: EE.UU | Emergentes |

El verdadero epicentro de la guerra comercial está en la tecnología


El sector manufacturero está notando la presión de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, pero los inversores harían bien en vigilar también la disputa que se está gestando en las tecnológicas. Para muchos expertos, la batalla por ser el líder mundial en tecnología es el verdadero epicentro de este duelo. Y por eso mismo no vaticinan un final pronto a las tensiones. Tras años siguiendo la estela de los avances en los países más desarrollados, China ahora se ha colocado al frente de la carrera en los dos principales focos de crecimiento, el desarrollo de la red 5G y la inteligencia artificial. Y como ya lo mencionaba Philippe Waechter, economista jefe de Ostrum AM (afiliada de Natixis IM), hace unos meses, Estados Unidos no aceptará este cambio de equilibrio. 

Como recordatorio, la semana pasada Trump incluyó a Huawei y a 70 empresas afiliadas en una lista de amenazas a la seguridad nacional. Google se ha sumado bloqueando el acceso de los teléfonos inteligentes de Huawei a parte de sus apps. Los usuarios actuales de Huawei recibirán parches de seguridad y acceso a algunas aplicaciones, pero podrían quedar totalmente excluidos cuando se lance el nuevo sistema operativo Android más adelante este mismo año. Además, Qualcomm, Xilinx y Broadcom también dejarán de suministrar Huawei con su hardware, mermando la capacidad de Huawei para distribuir internacionalmente su 5G. Para Garnry, esto es la señal del inicio de una Guerra Fría en tecnología. “El gobierno chino todavía no ha tomado represalias por las actuaciones contra Huawei, pero la respuesta será seguramente proporcional”, sentencia.

Pero es que incluso antes de este golpe en la mesa, ya habían pistas de que se mascaba la tensión. Un artículo publicado por el Wall Street Journal a principios de marzo afirmaba que Estados Unidos habría presionado a Alemana para frenar el desarrollo de Huawei o limitarían la información que compartían con sus servicios secretos. Y en abril del año pasado sancionaron a ZTE. 

La clave está en que, explica Waechter, el desarrollo del 5G está en el corazón de la innovación en países más allá de China y Estados Unidos. Y hacerlo a gran escala requerirá necesariamente el uso de tecnología china. Europa es consciente de ello. El pasado marzo el presidente de Francia, Emmanuel Macron aseguró que Europa no bloqueará a Huawei, contradiciendo directamente las peticiones de Trump. 

Como señala el experto de Saxo Bank, en el muy corto plazo, Apple es un candidato muy probable para una represalia directa desde Beijing a causa del veto del gobierno de EE.UU. a Huawei. Apple obtiene en torno al 20% de sus ingresos (52 mil millones de USD en el 2018) de esa región, y por tanto tiene mayor exposición nominal que cualquier empresa de EE.UU.

La siguiente tabla que aporta Garnry podemos ver cómo de las 33 compañías con mayor exposición a China las mayores pertenecen al sector tecnológico.

Screen_Shot_2019-05-22_at_12

Noticias relacionadas

Lo más leído