“El universo de hedge funds con formato UCITS es cada vez más interesante y de mejor calidad”


La salud de la industria alternativa es razonablemente buena, gracias a unos activos bajo gestión estables y a la existencia de inversores de largo plazo, sobre todo institucionales, que están acudiendo a los hedge funds. “Después de la crisis, hay nuevos inversores institucionales que están depositando su capital en esos activos, mientas el cliente privado vuelve muy lentamente a la industria alternativa”, comenta Jerome Raffaldini, director de gestión y responsable global de producto de UBS Global AM. La oportunidad que estos últimos recuperen la confianza está, según el experto, en los hedge con formato UCITS, cuyo universo, en plena expansión, “es cada vez mejor y más interesante”.

Y es que, a diferencia de 1998 (el único momento de la historia junto a 2008, en el que los productos de retorno absoluto han sufrido caídas importantes), tras el colapso de Lehman Brothers la mayoría de las salidas procedieron de clientes privados, mientras los profesionales no sólo aguantaron, sino que a partir de 2009 empezaron a incrementar sus posiciones, algo “inusual” hasta entonces. “Sólo los hedge funds han tenido un comportamiento histórico positivo constante incluso a pesar de la crisis de 2008, y pese a ello y a su actual recuperación, los clientes siguen recelosos y nerviosos frente a estos productos”, comenta.

“Los inversores minoristas salieron de la industria en sus peores momentos, pensando que necesitaban más liquidez de la que realmente necesitaban, y vivieron los side pockets. Con estas experiencias tan negativas, ahora les resulta muy difícil volver, sobre todo a los fondos offshore, pero la normativa UCITS responde a sus demandas de liquidez, transparencia y regulación”, afirma Raffaldini, y por eso considera que estos productos “están aquí para quedarse”, aunque presenten limitaciones en términos de estrategias, apalancamiento o posiciones cortas.

Esta visión de la industria ha llevado a UBS Global AM a lanzar UBS Global Alpha Opportunities, un fondo de fondos hedge bajo el formato UCITS que ya está registrado en España. Lanzado en verano, está diseñado para generar potenciales retornos en cualquier momento del ciclo con un horizonte de inversión de 3 a 5 años, a través de una cartera diversificada con una veintena de fondos de estrategias global macro, que está sufriendo más ahora, y long-short equity, con buenos resultados desde septiembre y que los gestores seleccionan de forma oportunista para obtener alfa.

Análisis del back-office

Actualmente el fondo está completamente invertido y, en el futuro, las posiciones de liquidez se espera que estén por debajo del 5%. Con todo, hace unas semanas los niveles de cash alcanzaron el 40%, pero esas posiciones se debían a que el equipo de inversión estaba completando el proceso para seleccionar nuevos productos UCITS.

“El universo, creciente, se está volviendo más interesante y los gestores que aparecen son cada vez mejores”, afirma, una tendencia animada por la Directiva Europea. Por eso, el equipo de Raffaldini vigila el universo offshore, atento a cualquier transformación UCITS, pues cada año se lanzan al menos media centena de fondos. A la hora de seleccionar nuevos gestores, su análisis se centra en el back-office.

Parte de la solución y no del problema

En cuanto a las lecciones de la crisis, el experto apunta la necesidad de responder a la mayor información que demandan los clientes, así como la necesidad de gestionar bien la liquidez y de considerar los hedge funds como otra clase de activo. “Necesitamos buenos relaciones públicas y una diversificación de clientes”, señala como los mayores retos que afronta la industria. Pero cree que los hedge funds son parte de la solución y no del problema. De hecho, se plantea cómo se les puede culpar de la crisis cuando suponen sólo entre el 4% y el 5% de los activos de todos los mercados.

 

Lo más leído