El Tesoro supera su objetivo de colocación y a un precio menor


El Tesoro Público ha colocado 4.228 millones de euros en bonos y obligaciones a dos, seis y diez años, con una elevada demanda que ha alcanzado los 9.606 millones, más del doble de lo finalmente adjudicado. Esto le ha permitido al organismo superar ligeramente su objetivo de colocación, puesto que, inicialmente, el Tesoro tan sólo esperaba captar, como máximo, 4.000 millones. En concreto, ha colocado 1.111 millones en bonos a dos años (frente a los 4.104 millones demandados por los inversores), 547 millones en obligaciones a seis años (con una demanda de 1.392 millones) y 2.568 millones en obligaciones con vencimiento a diez años (en comparación con los 4.109 millones solicitados).

El interés a pagar por su deuda a largo plazo se ha situado en el 2,5% para los bonos a dos años (frente al 2,8% del pasado 7 de febrero), en el 4,2% para las obligaciones a seis años (con respecto al 4,1% de los bonos a cinco años también el pasado 7 de febrero y, mejor aún, frente al 6,7% de las obligaciones a seis años del pasado mes de julio) y en el 5,2% para las obligaciones a diez años (en comparación con el 5,3% de hace tres semanas). De esta forma, además de superar su objetivo de colocación, el Tesoro también reduce el coste general a pagar por su deuda pública a largo plazo.

Esta es la tercera subasta consecutiva que realiza en la misma semana el Tesoro, donde ha habido dos emisiones ordinarias y una extraordinaria en dólares, la de ayer, que no se repetía desde 2009.

“Para nuestros acreedores, es positivo que España se financie más barato, por lo que ha sido, por fundamentales, una buena subasta para el Tesoro”, considera José Cadenas, socio de Augeo Consulting Group, quien cree que, sin embargo, según un análisis técnico, no lo es tanto.

Cadenas contrapone así el lado negativo, el europeo, que no sale tan beneficiado, arrastrado por Alemania y su último dato de IPC (que ha bajado más de lo esperado) y Reino Unido y los rumores en torno a su posible pérdida de rating triple A o su salida de la UE. Así, según resume el socio de Augeo, ahora el euro cae frente al dólar a niveles de septiembre de 2012 mientras que, con respecto a la libra, se revaloriza.

Noticias relacionadas

Lo más leído