El Tesoro supera su objetivo de colocación aunque a un precio mayor


El Tesoro Público ha colocado 4.610,7 millones de euros en bonos y obligaciones a dos, cinco y 16 años, con una elevada demanda que ha rozado los 10.135 millones, un poco más del doble de lo finalmente adjudicado. Esto le ha permitido al organismo superar ligeramente su objetivo de colocación, puesto que, inicialmente, el Tesoro tan sólo esperaba captar, como máximo, 4.500 millones. En concreto, ha colocado 1.947 millones en bonos a dos años (frente a los 4.309 millones demandados por los inversores), 2.069 millones en bonos a cinco años (con una demanda de 4.627 millones) y 593 millones en obligaciones con vencimiento a 16 años (en comparación con los 1.198 millones solicitados).

El interés a pagar por su deuda a largo plazo se ha situado en el 2,8% para los bonos a dos años (frente al 2,5% de hace un mes), en el 4,1% para los bonos a cinco años (con respecto al 3,8% del pasado 17 de enero) y en el 5,8% para las obligaciones a 16 años (en comparación con el 4,8% anterior). De esta forma, aunque ha superado su objetivo de colocación, lo ha hecho a un coste superior en su totalidad.

Durante enero, el Tesoro aprovechó la relativa calma de los mercados para colocar su deuda pública en los tramos más largos de su curva por encima de lo previsto. En esta ocasión, a pesar de que ha logrado volver a hacerlo, ha tenido que pagar mayores rentabilidades, quizá fruto de las tensiones provocadas en los mercados por las últimas noticias de corrupción en España, como el ‘Caso Bárcenas’, entre otras.

Noticias relacionadas

Lo más leído